• Telesur Señal en Vivo
  • Telesur Solo Audio
  • facebook
  • twitter
Se reportó el incidente como un supuesto intercambio de disparos y una operación de narcotráfico, sin embargo no hubo incautación de sustancias ilícitas.

Se reportó el incidente como un supuesto intercambio de disparos y una operación de narcotráfico, sin embargo no hubo incautación de sustancias ilícitas. | Foto: Folhapress

Publicado 4 septiembre 2020


Blogs



Familiares de las víctimas exigieron aclaraciones a las fuerzas brasileñas pues los cuerpos presentaban señales de tortura.

La Defensoría Pública del estado de Mato Grosso, Brasil, dio a conocer este viernes que agentes de las fuerzas policiales brasileñas están siendo investigados por autoridades cariocas y bolivianas por el asesinato de cuatro indígenas del pueblo chiquitano, en la frontera entre Mato Grosso y Bolivia.

LEA TAMBIÉN:

Día internacional de mujeres indígenas, no de víctimas, ni de indiecitas folclorizadas

Los indígenas, quienes se encontraban cazando en la frontera, fueron asesinados a tiros el 11 de agosto por policías del Grupo Especial Fronterizo (Gefron).

En el momento del asesinato, Gefron afirmó que el grupo estaba armado y disparó contra los agentes luego de que se les ordenara su detención. Posteriormente, los indígenas fueron trasladados vivos al hospital de Cáceres, en Mato Grosso, sin embargo, no pudieron resistir las heridas y fallecieron.

Si bien el Gefron reportó el incidente como un intercambio de disparos en el que se vio a otros nueve sospechosos regresando a Bolivia con bolsas que supuestamente eran drogas, los disparos no alcanzaron a ningún policía, ni se incautaron drogas.

Familiares de las víctimas manifestaron que el grupo se habría asustado ante la presencia de los agentes, pues se encontró rodeado al regresar de la caza con sus mochilas con carne seca de jabalíes.  

Asimismo, exigieron aclaraciones a las fuerzas brasileñas sobre el suceso, pues los cuerpos de los indígenas presentaban señales de tortura.

Por su parte, la Defensoría del Pueblo informó que está a la espera de los resultados de las pruebas realizadas a los cuerpos de las víctimas para identificar la causa de la muerte, y conocer más sobre la posibilidad de tortura.

Los indígenas chiquitanos viven en el territorio que se distribuye entre Brasil y Bolivia, en los municipios de Cáceres, en Mato Grosso, y San Matías, en el lado boliviano.


Comentarios
0
Comentarios
Nota sin comentarios.