• Telesur Señal en Vivo
  • Telesur Solo Audio
  • facebook
  • twitter
El auxilio de emergencia beneficiará económicamente al 14 por ciento de la población de Río de Janeiro.

El auxilio de emergencia beneficiará económicamente al 14 por ciento de la población de Río de Janeiro. | Foto: @AndreteleSUR

Publicado 24 marzo 2021


Blogs



El apoyo económico será el primero destinado a los más pobres luego que el Gobierno de Bolsonaro suspendiera los subsidios. 

El alcalde del estado de Río de Janeiro, Eduardo Paes, anunció este miércoles una serie de medidas para ayudar a la población más vulnerable de la ciudad ante la entrada en vigor de una nueva cuarentena para evitar un colapso en el sistema de salud.

LEA TAMBIÉN: 

Venezuela denuncia congelamiento de activos para comprar vacunas

"La municipalidad distribuirá subsidios a 900.000 personas para ayudarlos a subsistir durante los diez días en que la ciudad estará prácticamente paralizada, a partir del próximo viernes, por las medidas de confinamiento para reducir los contagios de Covid-19", explicó Paes.

La máxima autoridad de la ciudad carioca explicó que el Gobierno municipal destinará 100 millones de reales (18 millones de dólares) en subsidios para familias de escasos recursos y vendedores ambulantes que no podrán trabajar durante la cuarentena.

El gobernante municipal precisó que 50.000 familias recibirán un auxilio de 240 reales (43 dólares) cada una y 643.000 alumnos de escuelas públicas se beneficiarán con una tarjeta de alimentación por 108,50 reales (19 dólares) por niño.

"Los 13.000 vendedores ambulantes que están registrados en la ciudad recibirán el monto más alto de entre todo el grupo de beneficiados, 500 reales (90 dólares) cada uno, debido al lucro cesante", explicó Paes.

"Con esta medida, el Gobierno municipal busca disminuir la movilidad y frenar la propagación del virus en momentos en que más de 500 personas contagiadas por la Covid-19 esperan por un cupo en una Unidad de Cuidados Intensivos (UCI)", agregó.

Paes detalló que las ayudas comenzarán a entregarse paulatinamente desde el 26 de marzo hasta el 4 de abril, período que durará el confinamiento. "Son medidas de respuesta al hambre de las personas, cuando se imponen restricciones", aseguró. 

Durante el confinamiento, en Río de Janeiro funcionarán sólo los servicios esenciales; los comercios operarán con horarios restringidos; mientras que bares y restaurantes prestarán servicios a domicilio. Las playas, escuelas, sitios turísticos y parques cerrarán.

El apoyo económico será el primero destinado a los más pobres luego que el Gobierno de Bolsonaro suspendiera los subsidios desde abril y hasta diciembre del 2020 a los más afectados por la pandemia en el país.


Comentarios
0
Comentarios
Nota sin comentarios.