• Telesur Señal en Vivo
  • Telesur Solo Audio
  • facebook
  • twitter
La denuncia de fraude electoral contra Evo Morales fue uno más de los casos que construyó el Gobierno de facto contra el exmandatario boliviano, tras el golpe de Estado.

La denuncia de fraude electoral contra Evo Morales fue uno más de los casos que construyó el Gobierno de facto contra el exmandatario boliviano, tras el golpe de Estado. | Foto: Twitter: MAS-IPSP

Publicado 15 diciembre 2020


Blogs



Se trata de un proceso por fraude electoral iniciado a instancias del conservador y expresidente Carlos Mesa.

La justicia boliviana anuló y archivó este lunes el caso por supuesto fraude electoral, abierto en contra del expresidente Evo Morales, el exvicemandatario Álvaro García Linera y exministros de Estado.

LEA TAMBIÉN: 

Bolivia reabre Embajadas cerradas por Gobierno de facto

La denuncia inicial fue presentada por Carlos Mesa, entonces candidato de Comunidad Ciudadana, respecto a los vínculos políticos del presunto fraude en las elecciones de 2019 en las cuales se sindicó a Evo Morales, Álvaro García Linera, Héctor Arce, Carlos Romero y Juan Ramón Quintana.

La decisión se encuentra consignada en la Resolución 408/2020, en la que se ordena la anulación y archivo de la investigación contra Morales, García Linera, y los otros involucrados en el caso. 

El proceso fue abierto a denuncia del expresidente Carlos Mesa, entonces candidato de Comunidad Ciudadana (CC) y uno de los principales involucrados en la preparación y ejecución del golpe de Estado contra Evo Morales en las elecciones del año pasado.

Este caso se denominó caso fraude II, puesto que el caso fraude I se investiga contra exvocales del Tribunal Electoral, bajo el argumento de que "los autores materiales de este fraude fueron los miembros del Tribunal Supremo Electoral (TSE), pero respondieron clara y evidentemente a un autor intelectual: al gobierno de Evo Morales", dijo el derrotado candidato entonces.

El argumento de la resolución judicial consiste en que al no haberse concluido el otro caso fraude electoral, constatándose las irregularidades, no se puede dar paso a otro proceso; debido a que el TSE no logró resolver a lo interno si hubo o no fraude en las elecciones del 20 de octubre de 2019, anuladas ese mismo año en medio del golpe de Estado.

Según un reporte de la red ATB, la decisión se encuentra en la Resolución 408/2020, emitida por la juez, Claudia Castro, el pasado 23 de noviembre.

La denuncia de fraude electoral derivó de un informe preliminar de los observadores de la Organización de Estados Americanos (OEA) que, a poco de las justas, denunciaron presuntas irregularidades en un número de mesas electorales; lo cual abrió el camino para instalar la retórica del fraude generalizado y, con ello, protestas que auparon un golpe de Estado. 

Calos Mesa consideró que la sentencia es una "afrenta a la democracia y al pueblo boliviano", y vuelve a citar los "informes técnicos de organismos internacionales", para argumentar la existencia de un presunto fraude, desmentido por los resultados electorales de la reciente elección ganada por mayoría por el candidato deL  Movimiento Al Socalismo (MAS), Luis Arce.


Comentarios
0
Comentarios
Nota sin comentarios.