• Telesur Señal en Vivo
  • Telesur Solo Audio
  • facebook
  • twitter
Las explosiones se produjeron cerca de la escuela Sayyed-ul-Shuhada en el poblado de Etifaq, en el distrito policial 13.

Las explosiones se produjeron cerca de la escuela Sayyed-ul-Shuhada en el poblado de Etifaq, en el distrito policial 13. | Foto: Twitter @TRTWorldNow

Publicado 9 mayo 2021


Blogs



Muchas de las víctimas mortales eran estudiantes adolescentes de entre 11 y 15 años.

La perseguida minoría chiíta hazara de Afganistán fue  víctima de un atentado el sábado en Kabul, que causó al menos 58 muertos y unos 150 heridos, por la explosión de una bomba en la entrada de una escuela secundaria femenina.

LEA TAMBIÉN: 

Talibanes ocupan distrito afgano desde la retirada de EE.UU.

El primer reporte ofrecido por el portavoz del Ministerio del Interior, Tareq Arian, dio cuenta que el atentado había dejado 30 personas fallecidas y 82 lesionadas. Sin embargo, horas más tarde la policía indicó que la cifra subió a 58 decesos y unos 150 heridos.

Las explosiones se produjeron cerca de la escuela Sayyed-ul-Shuhada en el poblado de Etifaq, en el distrito policial 13, aproximadamente a las 16H30 horas locales.

Todo el lugar fue acordonado después de que la policía y las ambulancias llegaron al lugar, dijo Arian.

La explosión ocurrió en el distrito de Dasht-e-Barchi, en el oeste de Kabul, cuando los residentes estaban en la calle haciendo compras antes de la fiesta del Aíd al Fitr, la próxima semana, que marca el final del mes sagrado del Ramadán.

El barrio está poblado principalmente por chiitas hazaras y en el pasado ha sido atacado por militantes islámicos sunitas.

La explosión, con la intención aparente de provocar el mayor número de civiles muertos, aumenta los temores de que la violencia en el país devastado por la guerra podría intensificarse cuando Estados Unidos y la OTAN ponen fin a 20 años de participación militar.

Aunque de momento nadie se ha atribuido la responsabilidad del ataque, el grupo Estado Islámico afgano reivindicó anteriormente ataques contra la minoría chiíta en la misma zona.

Por su parte, el presidente afgano Ashraf Ghani emitió una declaración condenando el ataque, culpando a los talibanes incluso cuando el grupo lo negó. No ofreció ninguna prueba.

“Los talibanes, al intensificar su guerra y violencia ilegítimas, han demostrado una vez más que no solo son reacios a resolver la crisis actual de manera pacífica y fundamental, sino que también complican la situación”, dijo Ghani.

El viernes pasado, un atentado con un vehículo cargado de explosivos en el este de Afganistán destruyó varios edificios y dañó un hospital, dejando 24 personas muertas y otras 110 heridas, entre ellos 16 niños.

"Hemos recuperado 24 cadáveres y hay 110 heridos, todos ellos civiles", afirmó un  portavoz de la administración de la provincia de Logar, en cuya capital Pul-e-Alam tuvo lugar el atentado, poco antes de que los fieles rompieran el ayuno con la caída del Sol con motivo de la festividad musulmana de Ramadán.

La mayoría de los muertos por la fuerte explosión, explicó el portavoz, son estudiantes del distrito de Azra que habían acudido a la capital para atender un examen de acceso a la universidad.


Comentarios
0
Comentarios
Nota sin comentarios.