China enfrenta la crisis demográfica una amenaza para su competitividad futura | Blog | teleSUR
1 agosto 2021
China enfrenta la crisis demográfica una amenaza para su competitividad futura

El gigante asiático registró el número de recién nacidos en China con un fuerte descenso en el primer semestre del año. Entonces, de acuerdo con datos seleccionados del gobierno local, en medio de las crecientes advertencias de que la nación más poblada del mundo se dirige a una crisis demográfica.

China enfrenta la crisis demográfica una amenaza para su competitividad futura

Según un análisis basado en los registros actuales del gobierno local, los primeros seis meses del año ofrecieron una nueva perspectiva sobre la disminución del número de nacimientos en China. Por lo tanto, los expertos dicen que la baja tasa de fertilidad del país y el envejecimiento de la sociedad probablemente afectarán la competitividad global del país en el futuro.

La visión de la disminución de la población del país lleva a los expertos a pensar en la productividad, el sistema de pensiones y el consumo futuro, aunque los datos regionales solo brindan una visión esporádica, aunque esclarecedora, del estado actual de la población de China.

A modo de ilustración recopilada por la prensa china, en la provincia central de Henan, la tercera región administrativa más poblada del país, el número de recién nacidos cayó un 17,9 por ciento con respecto al año anterior a 411.000 en el primer semestre del año, muestran. datos provinciales sobre cribado de enfermedades neonatales.

En la ciudad de Jiaozhou, en Shandong, que alberga la segunda población provincial más grande de China, emitió 3.238 certificados de nacimiento entre enero y junio, un 11,6% menos que el año anterior, según datos del gobierno. La cantidad de 3.606 bebés nacieron durante la primera mitad de 2021 en la ciudad de Changshu en Jiangsu, la cuarta provincia más poblada de China y la segunda economía provincial más grande, un 11,9% menos. En la provincia de Guizhou, la capital, Guiyang, el número de nacimientos cayó un 4,7% desde el año anterior a 21.193.

"El crecimiento demográfico negativo es inevitable, llegará pronto", dijo Li Jianxin, demógrafo de la Universidad de Pekín, en un foro en Beijing el lunes. “Desde una perspectiva global, la crisis [de la población de China] es muy severa”.

Los demógrafos y economistas han advertido durante mucho tiempo que China se encamina hacia un crecimiento demográfico negativo, donde un país tiene más muertes que nacimientos.

En 2020, por cuarto año consecutivo, el séptimo censo nacional de China confirmó que el número de nuevos nacimientos había disminuido. El país está envejeciendo a un ritmo sin precedentes, en parte debido a su política de un solo hijo de larga data.

Una realidad que se manifiesta es la baja tasa de fecundidad del país y el envejecimiento de la sociedad, afectando la competitividad frente a Estados Unidos e India en el futuro.

La verdadera preocupación no era la amenaza de un crecimiento demográfico negativo, sino si la población se reduciría demasiado rápido.

Es probable que los cambios demográficos de China ejerzan presión sobre las regiones que han elaborado planes de desarrollo basados en proyecciones de que su población seguirá creciendo, dijo Li.

Las madres chinas dieron a luz a 12 millones de bebés el año pasado, un 18 por ciento menos que en 2019, cerrando en un mínimo de seis décadas.

"Según nuestro seguimiento de los nacimientos en el primer semestre de 2021, aún se espera que el número de nacimientos y los niveles de fertilidad caigan este año", informó Yu Xuejun, viceministro de la Comisión Nacional de Salud, en una conferencia de prensa la semana pasada.

A medida que los nacimientos alcanzan un nuevo récord negativo este año, las autoridades están desvelando una serie de medidas de apoyo para alentar a las parejas a tener más hijos. Las cifras apuntan a una tasa de fecundidad de solo 1,3 hijos por mujer para 2020, por debajo de la tasa de 2,1 necesaria para mantener una población estable. Como resultado, Beijing anunció en junio que permitiría a las parejas tener hasta tres hijos cada una, aunque el gobierno central se ha negado hasta ahora a ceder por completo el control familiar.

China con su política planificada inicia un nuevo ciclo para adaptar su crecimiento a su premisa poblacional, resultado de una economía planificada con fuerte capilaridad con el capitalismo. Los desafíos demográficos de China también pueden haber influido en la reciente regulación de las empresas de tutoría a distancia, el aumento del costo de la educación está impidiendo que las familias urbanas tengan más hijos.


teleSUR no se hace responsable de las opiniones emitidas en esta sección




Perfil del Bloguero
Economista brasileño con posgrado en historia contemporánea, maestría en historia social y doctorado en ciencias de desenvolvimiento estratégico. Autor del libro El Caso Venezolano (2016).
Más artículos de este bloguero



Comentarios
0
Comentarios
Nota sin comentarios.