• Telesur Señal en Vivo
  • Telesur Solo Audio
  • facebook
  • twitter
Desde tempranas horas se supo que la base de La Carlota no estaba tomada, y que los cuarteles del país mantenían su respaldo al presidente Nicolás Maduro.

Desde tempranas horas se supo que la base de La Carlota no estaba tomada, y que los cuarteles del país mantenían su respaldo al presidente Nicolás Maduro. | Foto: EFE

Publicado 30 abril 2019



A pesar del apoyo manifiesto de Estados Unidos y de la OEA, la última asonada encabezada por Juan Guaidó no pareció rendirle los frutos que esperaba. La Fuerza Armada Nacional Bolivariana ratificó su respaldo al presidente constitucional Nicolás Maduro. Tras abandonar la base La Carlota, los golpistas se replegaron a la zona de Altamira.

Leopoldo López, finalmente, se refugió en la embajada de España. Lo hizo junto con su mujer Lilian Tintori y su hija. En menos de doce horas se escapó de su prisión domiciliaria, acompañó el intentó de golpe de Estado de Juan Guaidó desde la base militar más importante de Caracas, La Carlota, y se refugió en una embajada por la tarde. Si el plan original no era una gran operación para que López escapara, el plan no dio los resultados esperados.

Los acontecimientos comenzaron a las 4 de la madrugada cuando un grupo reducido de cien miembros de la Fuerza Armada Nacional Bolivariana (Fanb) encabezó un golpe con Guaidó y López a la cabeza. El autoproclamado "presidente encargado" dio un mensaje a través de sus redes sociales, en el que afirmaba que la Fanb estaba bajo sus órdenes. La acción en La Carlota duró poco y los golpistas rápidamente se movilizaron a la zona de Altamira, bastión de la oposición en la zona adinerada de Caracas.

Desde tempranas horas se supo que la base de La Carlota no estaba tomada, y que los cuarteles del país mantenían su respaldo al presidente Nicolás Maduro. Las informaciones fueron dadas por el ministro de comunicación, Jorge Rodríguez, el comandante de la Fanb, Vladimir Padrino López, así como el presidente de la Asamblea Nacional Constituyente, Diosdado Cabello, entre otros. Con el correr de las horas, la fuerza con la que amenazaba el golpe se fue desvaneciendo.

Guaidó afirmó que se trataba de la fase definitiva de lo que él denominaba “Operación libertad”. El intento militar contó con el respaldo internacional del gobierno norteamericano, a través del vicepresidente Mike Pence y del secretario de Estado Mike Pompeo; del presidente de Colombia, Iván Duque; del gobierno argentino a través de su canciller Jorge Faurie; del secretario de la Organización de Estados Americanos, Luis Almagro, y del presidente del Parlamento Europeo, Antonio Tajani, entre otros. El gobierno de España, por su parte, rechazó la asonada: “Debe quedar claro que España no respalda ningún golpe militar”.

El día terminó entonces con la noticia de López refugiado en la embajada de España, anuncios contradictorios de Guaidó respecto a los próximos pasos, violencias focalizadas en las zonas donde la derecha despliega sus fuerzas, y muchas interrogantes acerca del 1 de mayo. ¿Hará la derecha un intento de radicalizar la movilización anunciada para mañana para crear un escenario de mayor violencia? ¿Existe otro grupo de la Fanb dispuesto a encabezar una acción luego de este resultado? ¿Cuál era el objetivo final? El mismo Donald Trump afirmó estar siguiendo de cerca los acontecimientos.


teleSUR no se hace responsable de las opiniones emitidas en esta sección

Tags

Venezuela

Comentarios
0
Comentarios
Nota sin comentarios.