• Telesur Señal en Vivo
  • Telesur Solo Audio
  • google plus
  • facebook
  • twitter
La memoria de las luchas y conquistas sociales son manifestaciones imprescindibles en las batallas por la libertad y la tierra.

La memoria de las luchas y conquistas sociales son manifestaciones imprescindibles en las batallas por la libertad y la tierra. | Foto: teleSUR

Publicado 20 mayo 2019 (Hace 1 hora 12 minutos)

La profesora brasileña Adelaida Gonçalves afirma que el momento actual evidencia la necesidad de articular las fuerzas de izquierda, progresistas y democráticas.

La profesora e historiadora brasileña Adelaida Gonçalves es albacea del pensamiento latinoamericano y mundial. En un espacio social denominado Plebeu, Gabinete de Lectura, por el origen humilde de sus visitantes, atesora 15000 títulos de temas como el antifascismo, libertad, revolución, diversidad, feminismo y lucha por la tierra.

“Esto es un esfuerzo colectivo, realizado por muchas manos y corazones. Poco a poco, desde estudiante y luego como profesora de la Universidad y militante del Movimiento Sin Tierra, fui adquiriendo el gusto por la lectura y el pensamiento libertario. Entonces llegué a la conclusión de que ese acervo debía tener un destino público”, confesó a Telesur.

Desde hace siete años y en el centro de Fortaleza, ciudad capital del estado brasileño de Ceará, Adelaida compila la obra de “utopistas, socialistas, feministas de verbo radical y anarquistas”.

De tal suerte, armonizan en los estantes, textos del intelectual cubano José Martí, del peruano José Carlos Mariátegui, del chileno Pablo Neruda, de la polaca Rosa Luxemburgo; así como, más de 50000 documentos sobre historia,  sociología, literatura, artes plásticas y fotografía.

“Estamos frente a autores que llaman a pensar sobre los gobiernos autoritarios en Brasil y en América Latina. Son los artífices de publicaciones centradas en experiencias de resistencia. Es momento de revisitar la vasta y rica cultura socialista que tenemos a disposición, por lo menos desde el siglo XIX”, afirmó.  

A su juicio, el momento actual evidencia la necesidad de articular las fuerzas de izquierda, progresistas y democráticas. “Nuestra lucha concreta es por los derechos de los pueblos originarios, de los negros, de las mujeres trabajadoras y de los trabajadores de manera general, de los Sin Tierra, de los campesinos, por el derecho a la vida y contra el vocabulario autoritario y fascista”.

Advierte que el gobierno actual de Brasil, presidido por Jair Bolsonaro, dirige toda su propaganda de odio contra Paulo Freire y otros grandes pensadores brasileños. En este sentido, la misión de bibliotecas como Plebeu…es estudiar los contenidos antifascistas, porque los libros son las armas de la resistencia activa.

Unido a textos sobre la historia del teatro, la música, el cine y la educación; múltiples ediciones del Manifiesto Comunista en varios idiomas, también en el pintoresco sitio confluyen objetos que “despiertan la sensibilidad y seducen a los lectores, por la belleza de su creación”.

Libros bordados, bustos creados por mujeres artesanas, carteles de películas, altares conferidos a personalidades como la artista mexicana Frida Kahlo, frases y artesanías reflejan casi una década de viajes, cuyo mapa y guía han sido los textos.

“Los recorridos son minuciosamente planificados, y son los libros y los autores quienes trazan mi camino. Nuestro compromiso hoy en Brasil es sembrar la palabra, expandir la belleza de la lectura, conquistar los mejores ideales, y con ello enfrentar a un gobierno francamente totalitario, sin ningún lustro intelectual ni valores adquiridos por obras literarias”, recordó.

Además, en Plebeu… se realizan lecturas públicas con jóvenes de las escuelas del campo y del interior del estado, reciben donaciones de libros y, a su vez, envían otros a bibliotecas de sindicatos, barrios y del Movimiento Sin Tierra.

“El MST completa 35 años este 2019. ¿Cómo ha resistido a ese combate ininterrumpido contra los latifundistas, los grandes propietarios de la tierra, las bancadas conservadoras del Congreso Nacional, y los medios de comunicación, negados a abrirles un espacio para que la sociedad conozca un asentamiento por dentro o su labor diaria desde su propia existencia?”.

La respuesta radica, a su juicio, en su nexo con la memoria de las luchas y conquistas sociales, en la dimensión internacionalista del movimiento y en el hecho de pensar la cultura y el arte como dos manifestaciones imprescindibles en las batallas por la libertad y la tierra.

Adelaida Gonçalves se despide con una frase del poeta, ensayista y profesor brasileño, Antonio Cándido Los libros nos humanizan. “Esa es nuestra tarea, por más que este mundo tan desigual insista en la incredulidad y la fragmentación de la solidaridad, nosotros recuperaremos la unión, la reciprocidad, el arte de compartir y los procesos colectivos”


teleSUR no se hace responsable de las opiniones emitidas en esta sección

Comentarios
0
Comentarios
Nota sin comentarios.