• Telesur Señal en Vivo
  • Telesur Solo Audio
  • facebook
  • twitter
El presidente Nicolás Maduro aseguró que Venezuela ya ha afrontado varias modalidades de agresión.

El presidente Nicolás Maduro aseguró que Venezuela ya ha afrontado varias modalidades de agresión. | Foto: EFE

Publicado 1 mayo 2019



El plan de los golpistas era provocar una masacre en la ciudad de Caracas, utilizando ametralladoras de gran calibre, denunció el presidente Nicolás Maduro.

El Gobierno de Venezuela contuvo la intentona de golpe de Estado mediante tres acciones destinadas a contrarrestar la falsa información, controlar a los militares sublevados con el mínimo uso de la fuerza y llamados a la población para apoyar al presidente Nicolás Maduro.

LEA TAMBIÉN:

5 mentiras de Guaidó después del intento de golpe de Estado

Desde el anuncio del diputado opositor Juan Guaidó en redes sociales sobre el "inicio de la fase final de la Operación Libertad" , diferentes ministros, funcionarios del Gobierno, así como líderes del poder Legislativo, respondieron para ofrecer información veraz y oportuna con la finalidad de acallar las llamadas "fake news".

Desmentir rumores y Fake News

Voceros del Gobierno venezolano como el ministro de Comunicación e Información, Jorge Rodríguez, el presidente de la Asamblea Nacional Constituyente (ANC), Diosdado Cabello, el ministro de Defensa, Vladimir Padrino López y el fiscal Tarek William Saab, emitieron mensajes a través de tuits o declaraciones para informar de la situación real en el país y las acciones del gobierno al respecto.

El presidente Maduro también publicó en su cuenta oficial de Twitter una condena al intento de golpe, mientras elementos del cuerpo de seguridad fueron enviados para sofocar al grupo de militares sublevados que se hallaban en la cercanías de la base militar La Carlota, luego de controlada la situación se dirigió al país para contar la versión oficial de la intentona golpista.

Jorge Rodríguez señalaba en un mensaje que en “estos momentos estamos enfrentando y desactivando a un reducido grupo de efectivos militares traidores que se posicionaron en el Distribuidor Altamira para promover un Golpe de Estado contra la Constitución y la paz de la República".

Por su parte, Diosdado Cabello insistió en que "contra el pueblo" no se va a poder. "El país está en absoluta tranquilidad, excepto el distribuidor Altamira, pero todo se va a controlar y van a ser tratados como unos golpistas" refiriéndose a los militares que se fueron del lado de Guaidó.

Uso mínimo uso de la fuerza para controlar al puñado de militares sublevados

Otra acción para reducir el foco de la frustrada intentona fue la orden de usar el mínimo de fuerza para controlar al grupo de efectivos militares que se posicionaron en el Distribuidor Altamira, en el este de Caracas.

Al respecto, el presidente de Maduro ordenó que no hubiese un combate militar en el distribuidor Altamira, sino que "debían despejar la autopista y todos los implicados debían rendirse", a pesar de que este grupo contaba con armas de alto calibre.

Horas antes, el ministro de Defensa de Venezuela, Vladimir Padrino, reportó que seudo líderes políticos que se habían colocado al frente de este movimiento subversivo, habían empleado tropas y policías con armas de guerra en una vía pública de la ciudad para crear zozobra y terror.

El distribuidor Altamira de la autopista Francisco Fajardo, que conecta con la base militar La Carlota, fue el escenario del enfrentamiento entre los militares que respaldan a Guaidó y funcionarios de los cuerpos de seguridad del Gobierno venezolano.

Según informó Maduro, el alzamiento contó con ocho tanquetas, que luego fueron devueltas y cuatro ametralladoras calibre 7.62 “¿Para enfrentar a quién, para disparar a quién, para matar a quién?”, dijo.

Las fuerzas de seguridad de Venezuela controlaron la situación de orden público mediante bombas lacrimógenas contra los militares sublevados que se encontraban atrincherados en la vía de Altamiras.

Maduro denunció que las respuesta de los rebeldes ante las bombas lacrimógenas fue fuego cerrado, incluso con armas de guerra de alto calibre, entre ellas cuatro ametralladoras 7.62 milímetros de tipo AFAG con las que también intentaron crear zozobra al apuntarlas a la autopista.

Pueblo revolucionario sale en la calle

Al mismo tiempo que las fuerzas armadas bolivarianas eran emplazadas para reducir al grupo, las autoridades venezolanas convocaron al pueblo a salir a las calles para apoyar al Gobierno de Maduro.

De esta forma, el pueblo revolucionario se concentró en las afueras del palacio presidencial para defender el Gobierno del mandatario Nicolás Maduro y rechazar el golpe de Estado. 


Comentarios
0
Comentarios
Nota sin comentarios.