• Telesur Señal en Vivo
  • Telesur Solo Audio
  • google plus
  • facebook
  • twitter
Documentos revelaron que jefe castrense admitió haber arrojado el cuerpo de Gomensoro.

Documentos revelaron que jefe castrense admitió haber arrojado el cuerpo de Gomensoro. | Foto: desaparecidos.org.uy

Publicado 2 abril 2019

La Fiscalía especial para crímenes de lesa humanidad pidió reabrir el caso de Roberto Gomensoro, cuyo cuerpo fue arrojado a las aguas del río Negro en 1973.

La organización Madres y Familiares de Detenidos Desaparecidos de Uruguay respaldó la decisión del presidente Tabaré Vázquez de cesar al comandante en jefe del Ejército José González por omitir la confesión del exmilitar José Nino Gavazzo en el caso de la desaparición y muerte de un tupamaro.

LEA TAMBIÉN:

Uruguay: Destituyen a ministro de Defensa y al jefe de Ejército

En un comunicado, la organización destacó este lunes la “rápida respuesta” de Vázquez y confía en que el Senado actúe en consecuencia.

Según un comunicado de Presidencia, Vázquez, además decidió pasar a retiro al jefe del Estado Mayor de la Defensa, Alfredo Erramún, y pidió la aprobación de la Cámara de Senadores para promover el pase de retiro obligatorio a los generales Claudio Romano, Carlos Sequeira, Alejandro Salaverry y Gustavo Fajardo.

Gavazzo confesó ante el Tribunal de Honor Militar su responsabilidad en la desaparición y muerte del guerrillero tupamaro Roberto Gomensoro en 1973, año en el que comenzó la dictadura cívico-militar del país, que duró hasta 1985.

Los hechos salieron a la luz después de que El Observador publicara las actas del Tribunal de Honor -cuyo fallo fue homologado por el Poder Ejecutivo-, documentos que incluían una confesión de Gavazzo en la que admitía haber arrojado al río Negro, en el centro de Uruguay, el cuerpo de Gomensoro.

Todos los militares destituidos integraban el Tribunal de Honor del Ejército Uruguayo.

El fiscal especializado en Crímenes de Lesa Humanidad, Ricardo Perciballe, solicito a la Justicia reabrir el caso de Gomensoro,  luego de ser torturado en el Grupo de Artillería Nº 1 de La Paloma, Montevideo, y posteriormente su cuerpo arrojado a las aguas del río Negro, en la represa de Rincón del Bonete.

“Los integrantes del Tribunal no encuentran que estos crímenes lesionen el honor de las Fuerzas Armadas, así como tampoco entienden pertinente remitir estas declaraciones a la Justicia, siendo esa su obligación”, destaca el texto de Madres y Familiares de Detenidos Desparecidos.

Asimismo, la organización entiende que para nombrar al nuevo comandante en jefe “se debe tener en cuenta su posición sobre el período de Terrorismo de Estado”, los delitos de lesa humanidad cometidos y “se le debe exigir una condena expresa” a estos hechos.

Por otra parte, el grupo entiende que “debe reducirse la oficialidad y la tropa al mínimo necesario” deben modificarse sus planes de estudios y sus cometidos tienen que “atenerse a lo estríctamente dictado por la Constitución”.

Los exmilitares Gavazzo, José Ricardo Arab, Silveira, y Gilberto Vázquez ya han sido condenados por otros delitos durante la dictadura.


Comentarios
0
Comentarios
Nota sin comentarios.