• Telesur Señal en Vivo
  • Telesur Solo Audio
  • facebook
  • twitter
A pesar de que el número de madres que reciben terapia para no transmitir el virus a sus bebés, los casos aumentaron a nivel mundial, en los últimos diez años pasó del 44 al 82 por ciento.

A pesar de que el número de madres que reciben terapia para no transmitir el virus a sus bebés, los casos aumentaron a nivel mundial, en los últimos diez años pasó del 44 al 82 por ciento. | Foto: Unicef

Publicado 26 noviembre 2019





De acuerdo al informe, la escasa labor preventiva y el bajo acceso al tratamiento antirretroviral causaron el deceso de unos 320 menores cada día

El Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia (UNICEF), publicó este martes un informe que denuncia el fallecimiento de más de 13 niños niños y adolescentes cada hora a causa del VIH o Sida durante el año 2018. 

LEA TAMBIÉN:

ONU advierte aumento de contagios de VIH en América Latina

“El mundo está a punto de alcanzar grandes logros en la batalla contra el VIH/sida, pero no podemos dormirnos en los laureles con lo ya obtenido. Garantizar el acceso a pruebas y tratamientos adecuados a niños y adolescentes es una cuestión de vida o muerte. Y para ellos debemos, siempre, elegir la vida”, indicó la directora ejecutiva de Unicef, Henrietta Fore.

De acuerdo al informe, la escasa labor preventiva y el bajo acceso al tratamiento antirretroviral causaron el deceso de unos 320 menores cada día, pues solo el 54 por ciento de los niños enfermos de cero a 14 años recibieron la necesaria terapia.

Los datos ofrecidos por la entidad ilustran una marcada desigualdad existente a nivel regional; en Asia Meridional y Oriente Medio, así como África del Norte resultan las áreas que más  facilitan el acceso a los tratamientos, con 91 y 73 por ciento respectivamente, mientras que en África del Este y del Sur así como Asia Oriental y Pacífico, el indicador disminuye a un 61 por ciento.

América Latina y el Caribe y África Central y del Oeste, son las zonas más deficientes en este apartado, con solo el 46 y el 28 por ciento cubiertos.

Asimismo el documento reseña que en 2018, alrededor de 160 niños entre cero y nueve años contrajeron el VIH, lo que conduce que la cifra global de infantes afectados ascienda 1.1 millones, siendo el embarazo o el parto la vía de transmisión para 89.000 menores de cinco años y la lactancia la de unos 76.000.

A pesar de que el número de madres que reciben terapia para no transmitir el virus a sus bebés, los casos aumentaron a nivel mundial, en los últimos diez años pasó del 44 al 82 por ciento.

“Aunque tenemos un largo camino por delante, proporcionar el tratamiento antirretroviral a cada vez más madres para prevenir la transmisión madre-hijo ha contribuido a prevenir unos dos millones de contagios del virus, y a evitar la muerte de más de un millón de niños menores de cinco años”, detalló Fore.

La funcionaria aludió en la necesidad de un progreso similar en el tratamiento pediátrico, “reducir la brecha entre niños y madres podría aumentar significativamente la esperanza y la calidad de vida de los niños infectados con VIH”, agregó.

En África oriental y meridional, la región más afectada por el VIH,  la tasa de incidencia del virus entre las adolescentes y mujeres de entre 15 y 24 años pasó descendió de un 42 por ciento en la última década, pero casi el 40 por ciento de las mujeres adultas y el 60  de las adolescentes de África subsahariana no tienen satisfechas sus necesidades con relación a los métodos anticonceptivos modernos.

“Es necesario actuar contra el VIH para lograr una financiación y equipamiento integrales que permitan preservar, proteger y mejorar la calidad de vida de los niños en su primera y segunda década”, sentenció la directiva de Unicef.


Comentarios
0
Comentarios
Nota sin comentarios.