• Telesur Señal en Vivo
  • Telesur Solo Audio
  • google plus
  • facebook
  • twitter
El Parlamento británico frustró el pasado sábado, el intento de Johnson de asegurar el respaldo a su separación de la UE.

El Parlamento británico frustró el pasado sábado, el intento de Johnson de asegurar el respaldo a su separación de la UE. | Foto: Reuters

Publicado 20 octubre 2019

El plan de contingencia, denominado "Operación Yellowhammer", es un dossier que detalla el escenario probable de una salida abrupta de la Unión Europea.

El viceprimer ministro británico, Michael Gove, anunció este domingo que el Gobierno de Reino Unido está activando un plan de contingencia para prepararse ante un posible resultado sin acuerdo con la Unión Europea (UE) respecto al Brexit, asunto que se debatirá en reunión del Gabinete. 

LEA TAMBIÉN:

Johnson insiste que se cumplirá el Brexit a finales de octubre

“El riesgo de salir sin un acuerdo ha aumentado porque no podemos garantizar que el Consejo Europeo conceda una prórroga, por lo que más tarde presidiré una reunión del gabinete (...) para garantizar que se acelere la siguiente fase de nuestros preparativos de salida”, indicó Gove.

Asimismo reiteró que aunque los legisladores británicos obligaron al Primer ministro, Boris Johnson, a enviar una carta al bloque europeo solicitando un retraso del Brexit, este se hará realidad antes del 31 de octubre.

"Nos vamos a ir antes del 31 de octubre, tenemos los medios y la capacidad para hacerlo", manifestó el segundo del Gobierno. 

El plan de contingencia, denominado Operación Yellowhammer, fue revelado a finales del pasado mes de agosto, a manera de dossier y detalla el escenario que la Oficina del Gabinete considera más probable como consecuencia de una salida abrupta de la UE. 

La Operación Yellowhammer predice desde posibles colapsos en los puertos británicos hasta complicaciones derivadas de una “frontera dura” en Irlanda; así como problemas aduaneros que podrían afectar al abastecimiento de alimentos, medicamentos y combustibles, llevando al aumento de precios, lo que "perjudicaría a los sectores más desfavorecidos" del país.

El Parlamento británico frustró el pasado sábado, el intento de Johnson de asegurar el respaldo a su separación de la UE. El legislativo retuvo la votación buscando poner en marcha una ley aprobada en septiembre que obliga al primer ministro a enviar una carta al organismo europeo, solicitando que retrase hasta el 31 de enero la fecha límite de salida.

A pesar de que Johnson envió a la UE una misiva en la que pedía la prórroga cumpliendo con lo exigido por la legislación, no la firmó, y adjuntó otra nota diciendo que personalmente no deseaba un aplazamiento “profundamente corrosivo” para el Brexit.


Comentarios
0
Comentarios
Nota sin comentarios.