• Telesur Señal en Vivo
  • Telesur Solo Audio
  • facebook
  • twitter
Entre 2017 y 2018, el 55 por ciento de los asesinatos de reporteros ocurrieron en zonas en la que no se vive un conflicto.

Entre 2017 y 2018, el 55 por ciento de los asesinatos de reporteros ocurrieron en zonas en la que no se vive un conflicto. | Foto: Diario y Radio U Chile

Publicado 2 noviembre 2019





De acuerdo con Índice Global de la Impunidad 2019, el continente americano es la segunda zona más mortífera del mundo para los profesionales de la prensa.

América Latina continúa siendo una región peligrosa para ejercer el oficio que el premio Nobel de Literatura colombiano, Gabriel García Márquez, denominara “el más hermoso del mundo”, por lo que este 2 de noviembre se ha convertido en el Día Internacional para poner fin a la impunidad de los crímenes contra periodistas, para concientizar sobre este mal.

LEA TAMBIÉN:

Periodistas argentinos son retenidos en Santiago de Chile

De acuerdo con Índice Global de la Impunidad 2019, divulgado por el Comité para la Protección de los Periodistas (CPJ, por su sigla en inglés), el continente es la segunda zona más mortífera del planeta para los profesionales de la prensa (26 por ciento de estos crímenes), después de los Estados Árabes, donde ocurren tres de cada diez asesinatos a comunicadores.

Entre las mayores alertas del estudio se encuentra que, entre 2017 y 2018, el 55 por ciento de los asesinatos de reporteros ocurrieron en zonas en la que no se vive un conflicto. Una vez más, Latinoamérica no resulta la excepción.

/>

“Cuando un periodista busca la verdad, a menudo encuentra la muerte. En 12 años, más de mil periodistas han sido asesinados. En zonas de guerra. Pero también en casa. En la esquina de la calle. En la esquina de tu calle. Fueron asesinados a sangre fría. Deliberadamente. Con impunidad. Para silenciar temas que algunas personas querían mantener ocultos”, denunció la Unesco como presentación a un mapa interactivo que permite geolocalizar los asesinatos de periodistas, condenados por la organización desde 1993.

En México, país de mayor violencia contra periodistas en lo que va de 2019 (cinco asesinatos según los enfoques más conservadores, y 11 contando casos cuyo motivo no ha sido confirmado), la impunidad ha empeorado prácticamente cada año a partir de 2008, debido a que los grupos criminales libran una campaña de terror contra los medios informativos. 

Desde el 2000, más de cien comunicadores han sido asesinados en el país azteca y la mayoría de los crímenes permanecen sin justicia. La consultora sobre la impunidad del CPJ, Elisabeth Witchel, detalló que en el país centroamericano un gran volumen de estos hechos ocurre en áreas de mucha actividad de narcotraficantes, aunque hay casos relacionados con reportes de vínculos de políticos con delincuentes.

El responsable para América Latina de Reporteros Sin Fronteras (RSF) afirmó que los periodistas que no son directamente asesinados sufren de acoso permanentemente, amenazas o seguimientos callejeros que en algunos casos provocan también su muerte. 

/>

No solo México padece esta lacra en la región, ya que Brasil también engrosa la lista de 13 naciones que encabezan el Índice Global de Impunidad 2019, en el cual se “calcula el número de asesinatos no resueltos de periodistas como un porcentaje en relación con la población de cada país” .

“La elección de Jair Bolsonaro el 28 de octubre (de 2018) como presidente de Brasil estuvo marcada por nuevos ataques a la libertad de prensa. El clima de odio en el que está inmerso el país americano hace cada vez más complicado ejercer el periodismo”, declaró RSF en un informe sobre el gigante sudamericano.

De acuerdo con el estudio realizado por el CJP, entre 2018 y 2019, cinco periodistas perdieron la vida en Brasil, de ellos, dos por razones relacionadas con su profesión y tres por causas que aún se investigan. 

Un dato positivo para el continente llegó con Colombia, el único país en el top de la lista del 2018 -octavo lugar- que no aparece en esta ocasión. Sin embargo, allí fueron asesinados cinco periodistas en los últimos dos años (tres en 2018 y dos en 2019), cuyas muertes han sido relacionadas con su trabajo solo en dos casos.

“Los Gobiernos democráticos no pueden permanecer callados ante la impunidad si quieren que se les vea como defensores de la libertad de prensa. Es un imperativo que los periodistas y sus familias reciban la justicia que merecen, y que los líderes mundiales exijan la rendición de cuentas”, afirma el informe.

/>

En tanto Reporteros Sin Fronteras observó una ligera mejoría en la situación de la libertad de prensa del continente durante 2018, señala que, en numerosos Estados de América Latina persisten problemas como la impunidad, la violencia contra los periodistas y las políticas autoritarias frente a la prensa.

Entre 2018 y 2019 37 periodistas y trabajadores de los medios fueron asesinados en Latinoamérica, de acuerdo con el Índice de Impunidad: uno en Nicaragua, uno en Guatemala, dos en Haití, dos en Honduras, cinco en Brasil, cinco en Colombia, 21 en México.

El Secretario General de la Organización de Naciones Unidas, António Guterres afirma que “Si no podemos protegerlos (a los periodistas), nuestra capacidad para mantenernos informados y contribuir a la adopción de decisiones se ve gravemente obstaculizada. Si los periodistas no pueden hacer su trabajo en condiciones de seguridad, nos enfrentamos a la perspectiva de un mundo de confusión y desinformación”.

El 2 de noviembre, Día Internacional para poner fin a la impunidad de los crímenes contra periodistas, las palabras de Guterres resultan harto oportunas: “Cuando se ataca a los periodistas, toda la sociedad paga el precio”.


Comentarios
0
Comentarios
Nota sin comentarios.