• Telesur Señal en Vivo
  • Telesur Solo Audio
  • facebook
  • twitter
Melbourne, segunda urbe más poblada de Australia, continuará con restricciones durante seis semanas más debido a los rebrotes de la Covid-19.

Melbourne, segunda urbe más poblada de Australia, continuará con restricciones durante seis semanas más debido a los rebrotes de la Covid-19. | Foto: EFE

Publicado 6 agosto 2020


Blogs



Los negocios no esenciales de la ciudad australiana continuarán cerrados durante seis semanas más, dijeron autoridades.

La segunda ciudad más poblada de Australia, Melbourne, vive desde la jornada de este jueves el primero de 42 días de un nuevo confinamiento total debido a rebrotes de la Covid-19.

LEA TAMBIÉN: 

Australia vuelve a confinar Melbourne ante brote de coronavirus

El confinamiento obliga al cierre de los negocios no esenciales, y ello supone un golpe todavía más duro a la economía.

La medida llega tras un incremento de alrededor de 2.200 casos de la Covid-19 en relación con los existentes a finales de junio, lo que ubica en 14.469 la cifra total de afectados por la enfermedad en la sureña ciudad australiana. 

El aumento de los contagios se atribuye al presunto incumplimiento de las medidas de cuarentena de los viajeros internacionales.

La región de Victoria, donde se encuentra ubicada la urbe tiene aún 7.449 casos activos de la Covid-19, de los cuales más de 1.500 estarían vinculados a los residentes y trabajadores de los centros de cuidados de personas mayores, según explicó el jueves el jefe de Gobierno estatal, Daniel Andrews. 

Asimismo, el dirigente informó un incremento de 471 nuevas infecciones y ocho muertes en Victoria. "Si vamos a reducir estos números tenemos que limitar las actividades", expresó.

Andrews admitió que "a nadie le gusta tener que frenar la actividad en cualquier sector de la economía y nadie disfruta, ciertamente, posponer los plazos".

El actual confinamiento llega luego que el anterior, iniciado el pasado 9 de julio, no lograra detener la transmisión local de la enfermedad lo cual ha obligado a un toque de queda desde el domingo último y se elevaron al nivel cuatro las restricciones que rigen hasta mediados de septiembre.

Dentro de las medidas que implica este confinamiento total se encuentran el cierre de los negocios no esenciales como las tiendas minoristas y gimnasios, así como restricciones a las operaciones de otros sectores como la construcción o el procesamiento de carnes.

 

En adición, a partir de este jueves los habitantes de Victoria, solo podrán salir de sus domicilios para hacer la compra, realizar ejercicios, recibir o dar cuidados a terceros y trabajar o estudiar en los casos en los que no puedan hacerlo desde sus casas.

Las medidas en Victoria, estado que supone un 23 por ciento de la economía nacional, "tendrán un coste muy significativo e impactarán en nuestro camino a la recuperación", dijo el primer ministro australiano, Scott Morrison, a periodistas en Camberra.


Comentarios
0
Comentarios
Nota sin comentarios.