• Telesur Señal en Vivo
  • Telesur Solo Audio
  • facebook
  • twitter
El mandatario agregó que “por muy difícil que sea, tenemos que continuar este trabajo y hacerlo al máximo”.

El mandatario agregó que “por muy difícil que sea, tenemos que continuar este trabajo y hacerlo al máximo”. | Foto: EFE

Publicado 19 agosto 2020


Blogs



En el Consejo de Seguridad del país se analizó el afianzamiento de la seguridad y el mantenimiento del orden público.

El presidente de Belarús, Alexandr Lukashenko, ordenó al Ministerio del Interior que en la medida de lo posible no se produzcan disturbios en el país y se afiance la seguridad, especialmente en la capital, Minsk.

LEA TAMBIÉN

Lukashenko denuncia presencia de la OTAN en frontera con Belarús

El mandatario expresó que "no debe haber más disturbios en Minsk. La gente está cansada, la gente demanda la paz y la calma".

Durante el anuncio de las decisiones finales de la sesión en formato de videoconferencia del Consejo de Seguridad, Lukashenko agregó que "hay un montón de personas acostumbradas a vivir en un país tranquilo. Y tenemos que devolverles este país tranquilo”.

Asimismo, encargó al Comité Fronterizo Estatal reforzar la defensa de la frontera del Estado en todo el perímetro para prevenir la penetración en Belarús de los combatientes, armas, pertrechos y dinero procedentes de otros países para la financiación de las protestas.

Lukashenko precisó que “El Ministerio de Defensa tiene que prestar atención particular al traslado de las tropas de la OTAN al territorio de Polonia y Lituania. Tenemos que seguir su movimiento y planes. Por eso obligatoriamente tenemos que tomar medidas y no tener vergüenza de llevar nuestras Fuerzas Armadas y la técnica a las líneas de su movimiento”.

El presidente bielorruso comentó de forma particular sobre la zona de Grodno (oeste del país), ante un "gran empeño por desestabilizar la situación allí, incluso aún más que en Minsk".

Sobre las acciones del Gobierno destacó que la población debe ver que se hacen acciones no sólo en las cuestiones del orden público en Minsk y otras ciudades, sino también para la resolución de los problemas de la vida cotidiana.

Las protestas en Belarús iniciaron tras el resultado de los comicios celebrados en el país, que dieron a Lukashenko como vencedor con más del 80 por ciento de los votos.


Comentarios
0
Comentarios
Nota sin comentarios.