• Telesur Señal en Vivo
  • Telesur Solo Audio
  • facebook
  • twitter
La pandemia de la Covid-19 ha contagiado a dos millones de brasileños y matado a poco más de 76.000. Las comunidades indígenas han sido una de las más afectadas.

La pandemia de la Covid-19 ha contagiado a dos millones de brasileños y matado a poco más de 76.000. Las comunidades indígenas han sido una de las más afectadas. | Foto: EFE

Publicado 17 julio 2020


Blogs



En junio, La Haya inició el análisis de una denuncia presentada por el PDT sobre la gestión Covid-19 del Gobierno.

El juez del Supremo Tribunal Federal de Brasil Gilmar Mendes advirtió al presidente brasileño Jair Bolsonaro que podría ser juzgado en la Corte de La Haya por su gestión de la pandemia.

LEA TAMBIÉN: 

Corte Penal Internacional recibe denuncia contra Jair Bolsonaro

Las advertencias del juez llegan luego de la controversia generada por sus declaraciones del fin de semana, en las cuales acusó al Ejército brasileño de estar cometiendo un "genocidio" en el país por su gestión de la pandemia al frente del ministerio de Salud de la nación sudamericana.

El mes pasado, La Haya inició el análisis de una denuncia presentada por el Partido Democrático Trabalhista, del excandidato presidencial Ciro Gomes, con una acusación en la cual fueron enumeradas las ocasiones en que el mandatario ignoró las medidas de recomendación ofrecidas tanto por la Organización Mundial de la Salud, como por el Ministerio de la Salud de Brasil.

No obstante, se habría producido una conversación telefónica entre Bolsonaro y el juez Mendes, calificada por el primero como "constructiva", para limar tensiones en el contexto de una fuerte polémica sobre el nombramiento del general Eduardo Pazuello en el ministerio de Salud. 

En los últimos días, Mendes recibió el apoyo de colegas de la Corte, entidades como el Colegio de Abogados de Brasil e incluso de algunos oficiales del Ejército molestos con la presencia de militares en un área tan distante a sus intereses como lo es la salud.

 

El magistrado, quien se encuentra en Portugal, comentó estar sorprendido por la mala imagen internacional del Gobierno brasileño, pues las medidas adoptadas por Brasil frente a la Covid-19 no se ajustan a los parámetros recomendados por la Organización Mundial de la Salud.

El presidente Bolsonaro rechaza la cuarentena, para reducir el impacto de la dolencia, además de recomendar el consumo de cloroquina y haber vetado el uso obligatorio del nasobuco.


Comentarios
0
Comentarios
Nota sin comentarios.