• Señal en Vivo
    • Solo Audio
  • google plus
  • facebook
  • twitter
Janis Joplin partió de este mundo apenas a los 27 años, pero dejó en el mundo su voz rota y sensible, marcada con fuego, pasión y música.

Janis Joplin partió de este mundo apenas a los 27 años, pero dejó en el mundo su voz rota y sensible, marcada con fuego, pasión y música. | Foto: MujerDe10

Publicado 4 octubre 2018

La cantante tejana inició su carrera artística en el ruedo musical con el folk acústico y el blues, para luego caer irremediablemente al rock, estilo de la que es bandera.

 

Janis Joplin, cantante estadounidense, oriunda del estado de Texas, falleció el 4 de octubre de 1970 a los 27 años, formando parte así del grupo de músicos que han partido de este mundo a esa edad. 

Su legado se remonta a una época dorada para la música en Estados Unidos (EE.UU.), representando la voz y el sentimiento de una colectividad que vibraba con su sensible y desatada poesía musical.

Joplin deslumbró al mundo con un talento inigualable ante el micrófono y con una irreverente actitud detrás de la escritura y la composición de sus canciones, las que se convirtieron en el hito de toda una generación. 

>> Héctor Lavoe: El cantante de salsa que trasciende en el tiempo

Sus más icónicas canciones: 

 

 

1. Cry Baby (1970)
Si bien Cry Baby es un cover, es en la rasposa y monstruosa voz de Janis donde su desgarradora letra explota como nunca. Fue el año en que moriría físicamente cuando grabó esta canción, la que salió al mercado cuando ya había fallecido. La letra nos habla de un amor desesperado por recuperar la pasión y ternura perdida, una promesa de amor desde el abandono.

¿No sabes, cariño,
Que nadie te amará nunca como yo trato de hacerlo?
¿Quién aliviará todo tu dolor, cariño, y también toda tu angustia?

 

 

2. Ball and Chain (1968)
En esta canción, Janis Joplin usa la metáfora de la bola de acero y las cadenas que usaban los prisioneros de siglos pasados, para contarnos de su forma de interpretar el amor: como una pesada condena de la que le era imposible liberarse porque, pese a todo, vive llevando a rastras el peso de su deseo de amar y ser amada.

El amor tiene que sostenerme, nene
Se siente justo como una bola y una cadena
Ahora,el amor me esta arrastrando, nene, sí
Se siente como una bola y cadena
Espero que algún allá afuera pueda decirme
Porque el hombre que amo me deja en tanto dolor
Sí, tal vez, tal vez puedas ayudarme, ven, ayúdame

 

3. Summertime (1968)
La letra de esta canción representa una reminiscencia a la infancia, a la protección y confort que rodea a un niño y su familia aparentemente perfecta. La cantante lo conmina a no desarmarse por pequeñeces, a disfrutar la pureza de su infancia y el plácido momento. Pero también puede ser una sutil crítica para aquellos niños -mañana hombres- que no valoran sus fortunas emocionales y materiales. Al final, es en ambas interpretaciones, un canto a la esperanza.

Tu papá es rico.
Y tu mamá es tan guapa, nene,
Está tan bonita ahora.
Calla, nene, nene, nene, nene ahora,
No, no, no, no, no, no, no,
No llores. ¡No llores!

Una mañana de estas,
Vas a levantarte, levantarte cantando,
Vas a desplegar tus alas, chico,
Y coger, coger y elevarte hacia el cielo.
Señor, el cielo.

>> Pablo Milanés celebrará con música los 500 años de La Habana

 

 

4. Piece of my Heart (1968):
Janis le dio una segunda vuelta a esta pieza musical compuesta con anterioridad. Ante su versión, los llamados especialistas de la industria de la época, se arrodillaron ante su talento. Logró, según ellos, algo imposible: superar a la obra original.

Tómalo! Toma otro pedacito de mi corazón ahora, ¡chico!
¡Oh, oh, rómpelo! Rompe otro pedacito de mi corazón, cariño, sí, sí, sí
¡Oh, oh, cógelo!
Coge otro pedacito de mi corazón ahora, chico,

Sabes que lo tienes si eso te hace sentir bien.
Oh sí, ¡ya lo creo!

 

 

 

5. Maybe (1969)
La entrega de Janis en el escenario, la llevaron durante su breve e intensa carrera a elegir y componer canciones que demostraran la necesidad de amar, la conciencia de la lucha por la pasión, y los vaivenes de las rupturas y las reconciliaciones, la angustia, el dolor, la nostalgia, la sensibilidad más pura. Maybe es una de esas canciones que la regresó a la temática del sufrido amor. 

Quizás, quizás, quizás,
Querido…
Supongo que habré hecho algo mal y
Estaré feliz de admitirlo.
Si regresas a casa conmigo.

 


Comentarios
0
Comentarios
Nota sin comentarios.