• Telesur Señal en Vivo
  • Telesur Solo Audio
  • google plus
  • facebook
  • twitter
Los manifestantes de este domingo bloquearon algunos puntos de acceso al aeropuerto de Hong Kong.

Los manifestantes de este domingo bloquearon algunos puntos de acceso al aeropuerto de Hong Kong. | Foto: Reuters

Publicado 1 septiembre 2019

En las protesta pedían a la otrora metrópoli de Hong Kong, el Reino Unido, que se le diera la ciudadanía británica a los oriundos de la isla china antes de 1997.

Los manifestantes en Hong Kong intentaron nuevamente paralizar el servicio del aeropuerto de la Isla en otra jornada de protestas este domingo, no obstante, las instalaciones operan con normalidad.

LEA TAMBIÉN:

China rechaza injerencia de EE.UU. en protestas de Hong Kong

Varias barricadas fueron instaladas en algunos puntos de entrada a la terminal 1, hasta que la policía local desalojó a los grupos violentos, quienes protestan contra la “muerta” ley de extradición, así como reformas democráticas y la renuncia de la gobernante, Carrie Lam.

Si bien las fuerzas del orden anunciaron una orden judicial contra la manifestación del domingo, los protestantes, aunque en su mayoría pacíficos, lanzaron objetos a los trabajadores del aeropuerto y a la policía.

 

El propio comunicado expresa que se arrojaron ladrillos, barras de hierro, piedras a las líneas del tren que comunican con la terminal aeroportuaria, lo cual obstruyó el servicio.

En las protesta pedían a la otrora metrópoli de Hong Kong, el Reino Unido, que se le diera la ciudadanía británica a los oriundos de la Isla china antes de 1997, lo que fue rechazado por Londres.

Otro de los momentos más álgidos de la jornada dominical ocurrió cuando miles de manifestantes llenaran de agua la estación subterránea de Tung Chung.

En ese sentido, al menos nueve estaciones de transporte han sido cerradas por las protestas, por lo que se ha afectado gravemente el servicio público. Sin embargo, la mayoría de los vuelos del aeropuerto continúan con normalidad.

 

Las manifestaciones de este domingo son continuidad de las ocurridas el sábado último, causando un total de 63 detenidos entre hombres y mujeres, quienes protestaban en la sede del gobierno chino en esa Región Administrativa Especial.

Destrucción de semáforos, intentos de atacar la sede gubernamental y el Consejo Legislativo, lanzamientos de bombas de gasolina, y ataques a la policía con ladrillos fueron algunas de las acciones violentas que caracterizaron las manifestaciones del sábado.

Si bien el gobierno chino y el de Hong Kong han llamado a establecer la seguridad y el orden de la isla, los protestantes siguen en la decimotercera semana consecutiva de manifestaciones, mientras China acusa a EE.UU. de injerencia y estimulación de la violencia.   


Comentarios
0
Comentarios
Nota sin comentarios.