• Telesur Señal en Vivo
  • Telesur Solo Audio
  • google plus
  • facebook
  • twitter
A pesar de los pronósticos sobre el abstencionismo, el porcentaje de participación en las elecciones se ubicó en 66,91.

A pesar de los pronósticos sobre el abstencionismo, el porcentaje de participación en las elecciones se ubicó en 66,91. | Foto: Reuters

Publicado 2 abril 2018

El experto en comunicación política de la Universidad de Costa Rica, Gustavo Araya, afirmó que los mismos partidos tradicionales reforzaron el surgimiento del partido evangélico.

El periodista y politólogo de 38 años, Carlos Alvarado, candidato por el Partido Acción Ciudadana (PAC), ganó la segunda vuelta de las elecciones en Costa Rica este domingo con el 60,66 por ciento de los votos frente al 39,33 por ciento obtenido por su contrincante, el predicador evangélico, Fabricio Alvarado, del Partido Restauración Nacional (PREN).

Aunque los pronósticos vaticinaban un alto índice de abstencionismo en las elecciones, el Tribunal Supremo de Elecciones de Costa Rica registró una participación del 66,91 por ciento.

style="color:#c0392b;">Ganó Carlos Alvarado, ¿qué sigue ahora?

El candidato por el PAC, Carlos Alvarado, que deberá asumir la presidencia el 8 de mayo, aseguró en su plan de Gobierno que "implementará un sistema tributario progresivo, fortalecerá la administración tributaria y eliminará las maniobras evasivas".

A su vez, Alvarado propuso generar mayores empleos, la profesionalización de los Cuerpos Policiales, luchar contra el lavado de activos, legitimar los capitales y luchar contra el terrorismo.

Carlos Alvarado. Fuente: EFE

"El principal reto es retornar a un país donde se vaya diluyendo la polarización, el Gobierno ganador tiene que lograr legitimidades importantes dentro y fuera y materializar las alianzas en la Asamblea Legislativa", dijo el experto en comunicación política de la Universidad de Costa Rica (UCR), Gustavo Araya.

Araya explicó que los mismos partidos tradicionales en Costa Rica dieron pie al surgimiento del "pequeño partido" cuyo candidato es un salmista evangélico que junto a sus adeptos defendió el discurso de "estar llamado a gobernar".

El analista aseguró que tanto Carlos como Fabricio Alvarado optaron por un modelo económico liberal, con una inclinación hacia la centroderecha.

¿A qué se debió el cambio en los resultados?

Un estudio de la UCR reveló que a lo largo de la campaña electoral, 6 de cada 10 personas cambiaron a su candidato preferido y al menos un millón de personas entró en los llamados indecisos, casi un 40 por ciento del padrón electoral.

Fabricio Alvarado. Fuente: Reuters

El coordinador de la Unidad de Opinión Pública del Centro de Investigación y Estudios Políticos de la UCR, Ronald Alfaro, aseguró que en Costa Rica existe un "debilitamiento de las identidades partidarias", además las "bases electorales de los partidos políticos son muy pequeñas".

Alfaro explicó que el debate entre los partidos estuvo marcado por la dificultad de "redirigir" la atención a temas que preocupaban a la población, además la corrupción atravesó la campaña. 

¿Cuáles temas preocupaban a los electores?

Las principales peticiones del electorado estuvieron relacionadas con la seguridad y la delincuencia, el desempleo, el matrimonio igualitario, la promulgación de un Estado laico, con el fin de tornar al Estado un ente neutral en materia religiosa y garantizar la libertad de conciencia, destinada a mantenerse en silencio debido al fundamentalismo religioso imperante en ese país.

Además, el aborto y la educación sexual también fueron temas sensibles para los electores: el Frente por los Derechos Igualitarios (FDI) denunció el aumento de agresión contra las personas de la comunidad LGBTI y cuantificó 32 casos de violencia y discriminación.

A su vez, la organización Mujeres en Acción denunció el asesinato de siete mujeres en marzo y relacionó estos asesinatos con el ambiente de violencia e impunidad generado durante la campaña electoral y las declaraciones políticas de Fabricio Alvarado, que señaló al Instituto Nacional de Mujeres (INAMU) por las muertes y propuso la clausura del ente y su posterior eliminación.

Contexto

El candidato por el PAC, Carlos Alvarado, obtuvo la victoria en la segunda vuelta de las elecciones en Costa Rica a pesar de los pronósticos de un empate técnico con su principal rival el predicador evangélico, Fabricio Alvarado.

El candidato evangélico, también periodista, reconoció los resultados oficiales y defendió "la unidad" de los costarricenses para contribuir con el desarrollo de ese país.

El predicador se alzó con el 24,78 por ciento de los votos en la primera vuelta electoral, sin embargo no logró vencer a su contrincante con el mismo apellido pero "defensor" de las personas LGBTI, quien propuso "la aprobación de leyes esenciales para construir una sociedad más justa e inclusiva para las personas" de dicha comunidad. 


Comentarios
0
Comentarios
Nota sin comentarios.