• Telesur Señal en Vivo
  • Telesur Solo Audio
  • google plus
  • facebook
  • twitter
El presidente boliviano desarrolló varias acciones para combatir los incendios que afectaron la región amazónica.

El presidente boliviano desarrolló varias acciones para combatir los incendios que afectaron la región amazónica. | Foto: Ministerio de Comunicación de Bolivia

Publicado 19 octubre 2019

Cuando las llamas engullían miles de hectáreas que sirven de hogar de flora, fauna y millones de indígenas, el presidente boliviano convocaba, indicaba, alertaba y actuaba para combatir el siniestro.

Entre el calor del fuego, aterrizó en un helicóptero Superpuma. Los incendios en la Amazonía llegaban al sureste de Bolivia y Evo Morales estaba allí, como un bombero más. No hubo ningún presidente de los países afectados que saliera del confort de sus despachos a las áreas incendiadas. Excepto Evo.

LEA TAMBIÉN:

Multitudinarios cierres de campaña de Evo Morales en Bolivia

Cuando las llamas engullían miles de hectáreas donde viven gran parte de la flora y fauna del planeta y millones de indígenas, el presidente boliviano convocaba, indicaba, alertaba y hacía. Actuaba.

La Chiquitanía, en el departamento boliviano de Santa Cruz, donde se quemaron más de 700.000 hectáreas de bosque, lo vio llegar el pasado martes 28 de agosto, con la necesidad de actuar en su condición como mandatario de Bolivia.

“En este momento apagamos cuatro puntos de foco de incendio, pequeños, pero siento que por el calor sigue repitiéndose, pero nos damos cuenta que es posible apagar trabajando conjuntamente”, afirmó el mandatario, quien se unía entonces a las brigadas de bomberos y voluntarios.

Sudaba. Llevaba un mono azul y una mochila antincendios. Ese día anunció, también, que se habían dotado más de 800 equipos para sofocar los incendios en la Amazonía, entre ellos el SuperTanker que había llegado al país el 23 de agosto.

Evo contrató el avión bombero más grande del mundo, un Boeing 747, con una capacidad para almacenar 75.000 litros de agua y otras sustancias contra las llamas que se apoderaron del Amazonas por más de 20 días.

“Se instruyó al Ministro de Economía contratar un avión Boeing 747 SuperTanker que nos ayude a apagar los distintos focos de incendio en el oriente boliviano”, destacó el mandatario, al tiempo que creó un gabinete de emergencia ambiental.

El equipo estaba compuesto por el vicepresidente del país, Álvaro García Linera y varios ministros, con el fin de tomar medidas ante los incendios y atender a la población y las especies afectadas.

A inicios de septiembre, cuando aún eran noticia los incendios forestales en los conocidos pulmones verdes del planeta, el jefe de Estado boliviano llamó a los países afectados a trabajar unidos y dejar a un lado las diferencias políticas.

En la Cumbre por la Amazonía, donde fue excluida Venezuela por decisión del presidente de Brasil, Jair Bolsonaro y de Chile, Sebastián Piñera, Evo Morales volvió a defender, como lo hizo detrás del fuego –en su Chiquitanía– la importancia de salvar la Madre Tierra.


Comentarios
0
Comentarios
Nota sin comentarios.