• Telesur Señal en Vivo
  • Telesur Solo Audio
  • facebook
  • twitter
En cinco años la Liga Nacional contra el Cáncer Infantil estafó unos 5,5 millones de euros.

En cinco años la Liga Nacional contra el Cáncer Infantil estafó unos 5,5 millones de euros. | Foto: @aragonradio

Publicado 3 junio 2019





Imputan cargos de estafa y organización criminal a ciudadanos españoles que se dedicaban a estafar valiéndose de cáncer infantil.

Funcionarios de la Policía Nacional de España, informaron que luego de pericias investigativas fue desarticulada en la ciudad de Zaragoza una banda que captó unos cinco millones de euros a costa de falsas donaciones para la lucha contra cáncer infantil.

LEA TAMBIÉN:

Cáncer infantil: ¿Cuáles son los más comunes?

La autoridades informaron que en total fueron detenidos cinco ciudadanos españoles por formar parte de esta trama corrupta. La justicia les imputó por los cargos de estafa y organización criminal, debido a que usaron los fondos recaudados para llevar una vida de lujos.

Los imputados se valieron de la publicidad engañosa para recaudar altas sumas de dinero, y es que a través de páginas web, revistas, actos públicos, venta de productos y llamadas telefónicas, lograban captar la buena voluntad de las personas que accedían a donar para salvar a los infantes.

A lo largo de cinco años realizando estas actividades los acusados lograron reunir unos 5,5 millones de euros, el cabecilla de la organización denominada Liga Nacional contra el Cáncer Infantil (Linceti), Roberto Pérez Rodríguez, se adjudicaba mensualmente un sueldo de entre 15.000 y 20.000 mil euros, mientras que su esposa, también arrestada y liberada tras imputales los cargos, recibía 5.000 euros mensuales por su labor contable.

De acuerdo con el inspector jefe de la Unidad de Drogas y Crimen Organizado (Udyco), Alberto Larripa, y el inspector del Grupo de Blanqueo de Capitales, el agente Santiago, "el nivel de vida" del matrimonio considerado cabecilla de la organización "era tan alto que no comían nunca en casa".

Los investigadores aseveraron que intervinieron 10 coches de alta gama, un chalet y dos pisos, una en Zaragoza y el otro en la costa. Larripa explicó que todos los ingresos de la organización provenían de las donaciones y de la venta de productos "presuntamente solidarios".

Las pesquisas para este caso iniciaron en junio de 2018 tras la denuncia de Aspanoa (Asociación de Padres de Niños Oncológicos de Aragón), ente que alertó a la Fiscalía de las actividades sospechosas y "opacas" de esta sociedad después de la voz de alarma dada por algunos de sus asociados y de llevar a cabo sus propias averiguaciones. Aspanoa interpuso una primera denuncia ante la Fiscalía el 12 de julio y la amplió tres días después.

Linceti tenía una nómina de 100 empleados, los cuales alegan que no tenían conocimiento de que la actividad que llevaba a cabo la empresa fuera ilegal.


Comentarios
0
Comentarios
Nota sin comentarios.