• Telesur Señal en Vivo
  • Telesur Solo Audio
  • facebook
  • twitter
La Fiscalía española mantiene actualmente 418 acciones investigativas sobre irregularidades en la atención de la Covid-19 en centros para adultos mayores.

La Fiscalía española mantiene actualmente 418 acciones investigativas sobre irregularidades en la atención de la Covid-19 en centros para adultos mayores. | Foto: EFE

Publicado 24 junio 2020


Blogs



El porcentaje hace referencia a las defunciones oficialmente reconocidas por el Gobierno Central, número que discrepa de los datos aportados por las Comunidades Autónomas.

Casi 17.000 ancianos residentes en instituciones geriátricas han perdido la vida a causa de la Covid-19 en España. Esa cifra constituye el 72 por ciento del total de defunciones en el país, todo ello según cifras oficiales.

LEA TAMBIÉN

Adultos mayores: Los más afectados por la Covid-19 en Europa

Con ese dato, España está al frente de los decesos de personas de la tercera edad en Europa. En comparación, Alemania reporta que los ancianos usuarios de residencias constituyen el 35 por ciento del total de fallecidos. Francia, el 50 por ciento, Bélgica y en Portugal, el 40 por ciento. Sólo Italia presenta números equiparables a los de España.

Medios de prensa, ciudadanos, actores políticos y autoridades internacionales han expresado que esta situación no se debe únicamente a la vulnerabilidad de los pacientes de la tercera edad ante el nuevo coronavirus, sino que no se le prestó la debida atención y apoyo a los ancianos durante la pandemia.

Un informe de la Red Nacional de Vigilancia Epidemiológica, publicado a finales de mayo pasado, dio cuenta de que menos de la mitad (44 por ciento) de los contagiados de este grupo etario llegaron a pisar un hospital. Familiares y responsables de residencias han manifestado que estos pacientes fueron víctimas de la discriminación por su edad.

Muestra de esto es un video, hecho viral recientemente en redes sociales, que muestra a un médico del hospital Parla, de Madrid, informando a sus colegas la indicación de tratar a los ancianos asumiendo infecciones bacterianas, y si era Covid-19 “mala suerte”.

Instituciones europeas también han abordado críticamente el tema. “El cuidado a los mayores ha sido olvidado durante demasiado tiempo en Europa”, refirió el director para Europa de la Organización Mundial de la Salud, Hans Kluge, a finales del mes de abril.

Por su parte, la comisaria de Derechos Humanos del Consejo de Europa, Dunja Mijatovic, criticó que las residencias privadas "hayan favorecido durante mucho tiempo los beneficios a expensas de la calidad del servicio".

Esta situación "plantea la duda legítima" de que las personas fallecidas en centros de mayores "hayan recibido todas la atención necesaria, que incluye cuidados curativos y paliativos para aliviar el sufrimiento", agregó Mijatovic.

A ello se une que, de la cantidad de decesos asociados a la pandemia reportados por las Comunidades Autónomas (más de 42.500) de España, el Gobierno Central sólo reconoce alrededor de 28.300.

Por ello, organizaciones como el Movimiento Chalecos Amarillos, expresan que la cifra real de ancianos españoles fallecidos por la Covid-19 se desconoce, y señalan la responsabilidad del Ejecutivo en ese vacío informativo.


Comentarios
0
Comentarios
Nota sin comentarios.