• Telesur Señal en Vivo
  • Telesur Solo Audio
  • facebook
  • twitter
Su candidatura está impulsada por una parlamentaria de derechas del parlamento noruego.

Su candidatura está impulsada por una parlamentaria de derechas del parlamento noruego. | Foto: EFE

Publicado 9 septiembre 2020


Blogs



Las acciones de Trump pusieron al mundo al borde de una guerra, tras su orden de asesinar al general iraní Soleimani.

Un acuerdo entre Israel y Emiratos Árabes Unidos (EAU), impulsado por el presidente estadounidese, que va en detrimento del mundo árabe,  fue el argumento para proponer al premio Nobel de la Paz 2021 a Donald Trump, quien apoya a Tel Aviv en su política sistemática de abusos contra el pueblo palestino.

LEA TAMBIÉN 

Trump califica de terrorismo doméstico las protestas en Kenosha

La nominación partió del miembro de la ultraderecha parlamentraria noruega Christian Tybring-Gjedde, que tomó como argumento el papel del presidente de EE.UU. en la intermediación de un acuerdo de paz entre Israel y EAU, que fue rechazado de inmediato por la comunidad árabe.

Este tratado fue condenado enérgicamente por Palestina, lo que llevó a ese país a anunciar la retirada de su embajador de EAU por orden del presidente, Mahmud Abbás, quien consideró de traición dicho acuerdo. Asimismo, el presidente de Irán, Hasán Rohaní, afirmó que el país árabe había cometido "un enorme error".

 

 

Por su parte, el jefe del Estado Mayor de las Fuerzas Armadas iraní, Mohammad Baqeri, declaró que el enfoque de su país hacia EAU cambiaría, y que si algo sucedía en el golfo Pérsico o se veía afectada su seguridad sería responsabilidad de Abu Dabi.

También, Trump fue uno de los mayores impulsores del llamado Acuerdo del Siglo, que entre otros, promueve la ilegal expansión de Israel y legitima la ocupación territorios palestinos y masacra a su pueblo. Además, ha mantenido una agresiva política exterior que hace hincapié en el nacionalismo y la hegemonía.

 

 

Entre las consecuencias de ese comportamiento se cuenta la guerra financiera y comercial contra China, el aumento de tropas en Polonia, así como las sanciones a Rusia y sus medios de comunicación.

Asimismo ha endurecido las medidas coercitivas unilaterales que afectan directamente a los pueblos, principalmente en el contexto de la pandemia.

Países como Cuba, Nicaragua, Irán o Venezuela son víctimas de estas políticas. En particular, este último sufrió de una incursión armada ilegal que tenía entre sus propósitos destruir la democracia y asesinar al presidente Nicolás Maduro junto a un grupo de alto funcionarios.

 

 

La operación Gedeon, el robo del oro propiedad de Venezuela, la imposición de una orden de captura contra el mandatario bolivariano entre otras acciones han sido impulsadas por el nominado al Nobel de la Paz.

A principios de año, Trump ordenó el asesinato del destacado general iraní Qassam Soleimani, un acto que puso al mundo al borde de una guerra, pero Teherán contuvo su respuesta.  

Sobre su comportamiento, recientemente el prestigioso intelectual estadounidense, Noam Chomsky, criticó al presidente de los EE.UU. Donald Trump por "desmantelar sistemáticamente las protecciones que ofrecían algunas defensas contra la guerra nuclear".

 

Asimismo, ha sido restringido de redes sociales por emitir discursos de odio, encender la violencia en toda la nación y avivar los crímenes policiales contra ciudadanos afrodescendientes, a los que califica como saqueadores y delincuentes. También, promueve una cultura de agresión a las minorías, censura a los medios de prensa y ha utilizado sus poderes presidenciales para favorecer a sus allegados.


Comentarios
0
Comentarios
Nota sin comentarios.