• Telesur Señal en Vivo
  • Telesur Solo Audio
  • facebook
  • twitter
El proyecto mantiene ciertas similitudes con el aprobado en julio.

El proyecto mantiene ciertas similitudes con el aprobado en julio. | Foto: Cámara de Chile

Publicado 10 noviembre 2020


Blogs



También se analizará el proyecto que permite retirar los fondos previsionales en casos de personas afectadas por una enfermedad terminal.

La Cámara de Diputados de Chile debate este martes el proyecto que permitiría el segundo retiro del 10% de los fondos acumulados en su cuenta de capitalización individual de cotizaciones obligatorias.

LEA TAMBIÉN

Chile reporta 318 casos positivos a la Covid-19 en 24 horas

De esta forma, se decidirá si se autoriza o no a las y los afiliados del sistema privado de pensiones, de forma voluntaria y excepcional, a realizar un segundo retiro de hasta el 10 por ciento.

La norma fija los procedimientos a seguir y determina, entre otras disposiciones, que quienes soliciten el retiro de fondos previsionales podrán reintegrar todo o parte de dichos fondos mediante una cotización voluntaria adicional equivalente a un 5% mensual, calculada sobre la última remuneración cotizada.

Con anterioridad, el diputado Juan Antonio Coloma expresó que votará a favor del proyecto al expresar que "siempre he dicho que es el Estado el que se tiene que poner. El Estado ayudo con el IFE, con el bono de la clase media, pero todo esto no alcanza y eso es evidente a las familias que lo están pasando mal".

Tal como con el retiro anterior, se establece como monto máximo de retiro el equivalente a 150 UF, y un mínimo de 35 UF. En el evento de que el 10 por ciento de los fondos acumulados sea inferior a 35 UF, el afiliado podrá retirar hasta dicho monto.

En Chile, cada trabajador aporta un 10 % mensual de su sueldo bruto a un fondo de pensiones personal del que puede disponer cuando se jubila y que es gestionado por las denominadas Administradoras de Fondos de Pensiones (AFP). 

Las criticas contra las AFP destacan que estas entidades privadas invierten en los mercados en busca de rentabilizar sus fondos y obtienen beneficios millonarios, pero no entregan pensiones dignas a los jubilados, que reciben mucho menos dinero del que ganaban cuando trabajaban.

El cambio del sistema de pensiones chileno, instaurado en 1980 durante la dictadura de Augusto Pinochet (1973-1990) con un esquema privatizado y basado en la capitalización individual, es uno de los mayores reclamos en las masivas manifestaciones que se protagonizan estos días en Chile.

En julio pasado, se aprobó el proyecto de reforma constitucional que permitió a los ciudadanos retirar el 10 % de sus fondos previsionales para hacer frente a las complicaciones económicas que está causado la pandemia del coronavirus.


Comentarios
0
Comentarios
Nota sin comentarios.