• Telesur Señal en Vivo
  • Telesur Solo Audio
  • facebook
  • twitter
La pesquisa señala que el progreso en reducción de la pobreza podría retrasarse de 20 a 30 años.

La pesquisa señala que el progreso en reducción de la pobreza podría retrasarse de 20 a 30 años. | Foto: EFE

Publicado 12 junio 2020


Blogs



Los investigadores señalan que el objetivo de la ONU de terminar con la pobreza podría ser un sueño imposible.

Unos 395 millones de personas podrían sumarse a las que ya viven en extrema pobreza, como parte de las consecuencias económicas de la Covid-19, dijeron este viernes investigadores de UNU-Wider, universidad de la Organización de Naciones Unidas.

LEA TAMBIÉN:

Pobreza e inseguridad alimentaria: Las endemias visibles por la actual pandemia

Asimismo, aseveraron que podría aumentar el número de personas que viven con menos de 1,90 dólares al día a nivel mundial a más de 1.000 millones. Asimismo, se plantea una serie de escenarios de extrema pobreza, tomando en cuenta las diversas líneas del Banco Mundial para medir este indicador.

Al respecto, señalaron que bajo el peor escenario como una contracción del 20 por ciento del ingreso o consumo per cápita, la cifra de personas que viven en la extrema pobreza podría aumentar a 1.120 millones.

Sin embargo, si se toma la misma contracción aplicada al umbral de 5,50 dólares entre países de ingresos medios altos, la cifra podría ascender a más de 3.700 millones de personas o justo un poco más de la mitad de la población mundial, viviendo por debajo de esta línea de la pobreza.

“El panorama para los más pobres del mundo parece sombría a menos que los gobiernos hagan más y lo hagan rápido, y compensen las pérdidas diarias de ingresos que enfrentan los pobres”, dijo uno de los autores del documento, Andy Summer.

Además, la distribución geográfica de la pobreza será distinta a como se ha comportado hasta el momento. Asia meridional es la región donde se espera ver el mayor número de personas en riesgo de sumirse en la extrema pobreza, principalmente en la India.

A ella, le sigue África subsahariana, desde donde provendría alrededor de un tercio del aumento.


Comentarios
0
Comentarios
Nota sin comentarios.