• Telesur Señal en Vivo
  • Telesur Solo Audio
  • facebook
  • twitter
En el caso de los bares y restaurantes, instan garantizar que los clientes cumplan con el distanciamiento.

En el caso de los bares y restaurantes, instan garantizar que los clientes cumplan con el distanciamiento. | Foto: teleSUR

Publicado 17 julio 2020


Blogs



Es importante que los centro recreativos implementen protocolos sanitarios para la protección de trabajadores y clientes.

En el marco de una "nueva normalidad" que se ha establecido en varios países ante la desescalada de medidas preventivas contra la pandemia de la Covid-19, la reactivación de diferentes sectores implica deben cumplirse medidas de higiene para proteger a las personas y trabajadores.

LEA TAMBIÉN:

¿Cómo impacta la Covid-19 a las mujeres y niñas en el deporte?

Los Centros para el Control y Prevención de Enfermedades (CDC) explica que hay riesgos en espacios al aire libre y cerrados, dependiendo de cuánto interactúa un individuo con otros, así como el tiempo de esa interacción.

Al respecto, presentaron una serie de sugerencias a tomar en cuenta para aplicar una vez que abran nuevamente los establecimientos, en medio de la pandemia, para garantizar una atención a la población que no afecte su salud.

Espacios abiertos y de grandes aforos

En el caso de los campamentos de verano, se “desaliente el intercambio de artículos que son difíciles de limpiar. | Foto: Freepik

Los CDC refieren que los espacios donde hay grupos grandes y tiempos de espera más largos en solo un día, tienen un mayor riesgo de propagación de la Covid-19. En este sentido, incluyen lugares de reuniones y eventos comunitarios, parques e instalaciones recreativas y campamentos de verano.

Para todos ellos, los CDC proponen quedarse en los hogares cuando sea apropiado, desarrollar políticas que alienten a los empleados enfermos a quedarse en casa sin temor a represalias, y asegurarse de que los empleados conozcan estas políticas.

Asimismo, instan a mantener una buena higiene de manos y etiqueta respiratoria, aumentando la supervisión para garantizar la adherencia entre los clientes y el personal.

Igualmente, recomiendan el empleo de revestimientos faciales de tela, enfatizando que estos no se deben “colocar sobre bebés o niños menores de dos años, cualquier persona que tenga problemas para respirar o esté inconsciente, cualquier persona que esté incapacitada o no pueda quitar la cubierta sin ayuda”.

Además, sugieren colocar letreros en lugares altamente visibles “que promuevan medidas de protección cotidianas”, y sean accesibles para las personas con discapacidades, por ejemplo, “proporcionando versiones en letra grande o en braille o teniendo mensajes audibles con la misma información”.

Los CDC también indican que, en el caso de los campamentos de verano, se “desaliente el intercambio de artículos que son difíciles de limpiar o desinfectar. Mantenga las pertenencias de cada campista separadas de las de los demás y en contenedores, cubículos o áreas etiquetados individualmente”.

Llaman también a evitar compartir dispositivos electrónicos, juguetes, libros y otros juegos o ayudas de aprendizaje.

En el caso particular de otros eventos y reuniones, sugieren limitar el número de personas que ocupan el baño al mismo tiempo para permitir el distanciamiento social. No permitir que se formen líneas o multitude sin mantener una distancia de al menos seis pies de otras personas.

Asimismo, proporcionar estaciones portátiles de lavado de manos y “asegúrese de que permanezcan abastecidas durante todo el evento. Si es posible, proporcione estaciones desinfectantes para manos sin contacto”.

En otros espacios recreativos, como piscinas y jacuzzis, señalan que la evidencia sugiere que la “Covid-19 no se puede transmitir a los humanos a través de la mayoría del agua recreativa. Además, el funcionamiento adecuado de estos lugares acuáticos y la desinfección del agua, con cloro o bromo, deberían inactivar el virus que causa la Covid-19”.

Por otro lado, recuerdan que las áreas al aire libre generalmente requieren una limpieza de rutina normal y no necesitan desinfección, por lo que “pulverizar desinfectante en las aceras y en los parques no es un uso eficiente de los suministros de desinfectante y no se ha demostrado que reduzca el riesgo de Covid-19 para el público. Debe continuar las prácticas de limpieza e higiene existentes para áreas al aire libre”.

Otros espacios cerrados

Hay mayor riesgo en comunidades de jubilación cuando los residentes pasan mucho tiempo juntos en el interior. | Foto: Freepik

Las administraciones de espacios como las comunidades de jubilación y las instalaciones de vida independiente, así como de restaurantes y bares, también pueden ayudar a proteger a los clientes, residentes, trabajadores, visitantes y comunidades a frenar la propagación de la Covid-19.

En el caso de las comunidades de jubilación y las instalaciones de vida independiente, los CDC alertan que deben tener en cuenta que, en estos espacios, existe un mayor peligro, porque “el riesgo aumenta con la edad y/o pueden tener afecciones de salud subyacentes, como enfermedades cardíacas, diabetes o enfermedades pulmonares”.  

Además, podría implicar un mayor riesgo para este entorno, cuando los “residentes pasan mucho tiempo juntos en el interior, posiblemente en los espacios de vida de los demás, así como en las zonas comunes”.

En este caso, deben alterarse los horarios para reducir el contacto cercano, como “escalonar los horarios de comidas y actividades, formar pequeños grupos que participan regularmente en los mismos horarios y no se mezclan con personas de otros grupos. Minimizar el tráfico en espacios cerrados, como salas de correo, ascensores y escaleras”.

Asimismo, recomiendan asegurarse de que el distanciamiento puede mantenerse en habitaciones compartidas, como salas de televisión, de juegos o ejercicios, o salas para servicios compartidos.

En el caso de los bares y restaurantes, sugieren cambiar los diseños “para asegurarse de que todas las partes del cliente permanezcan separadas al menos seis pies; limitar la capacidad de asientos para permitir el distanciamiento social; ofrecer opciones de autoservicio, retiro en la acera o entrega según corresponda”.

De igual forma, se puede pedir a los clientes que esperen en sus autos o alejados del establecimiento. Otras soluciones, explican, podría ser “que los clientes que cenen puedan ordenar con anticipación para limitar la cantidad de tiempo que pasan en el establecimiento”.


Comentarios
0
Comentarios
Nota sin comentarios.