• Telesur Señal en Vivo
  • Telesur Solo Audio
  • google plus
  • facebook
  • twitter
La ONIC alertó que existen 102 comunidades, de las cuales, 70 están en grave peligro de exterminio físico y cultural.

La ONIC alertó que existen 102 comunidades, de las cuales, 70 están en grave peligro de exterminio físico y cultural. | Foto: @ONIC_Colombia

Publicado 9 agosto 2019

Tras la firma de los Acuerdos de Paz entre el entonces Gobierno y el ahora partido Fuerzas Alternativa Revolucionaria del Común (FARC), contabilizan 158 muertes de indígenas.

La Organización Nacional Indígena de Colombia (ONIC) denunció este viernes que todos los pueblos indígenas de ese país se encuentran en situación de emergencia humanitaria, social y económica.

LEA TAMBIÉN:

AMLO recibe propuesta para ampliar derechos indígenas en México

A través de un comunicado, la organización detalló que existen 102 comunidades, de las cuales, ocho se encuentran en aislamiento voluntario; 70 en grave peligro de exterminio físico y cultural, y 39 en inminente riesgo de extinción, según la Corte Constitucional.

Tras la firma de los Acuerdos de Paz entre el entonces Gobierno y el ahora partido Fuerzas Alternativa Revolucionaria del Común (FARC), se contabilizan 37.533 hechos alarmantes, incluso la muerte de 158 indígenas. Además, durante el mandato del presidente Iván Duque, han reportado unos 18.888 casos, principalmente, en el Pacífico.

“Ya son 94 hermanos líderes y lideresas asesinados en el actual régimen, el cual ha buscado igualmente el desmonte de los derechos fundamentales de los pueblos”, refiere el texto al catalogar como genocidio el asesinato de los líderes indígenas. 

Asimismo, denuncian el Plan Nacional de Desarrollo impulsado por Duque, en el que se benefician empresas transnacionales, generando graves afectaciones a los pueblos indígenas, por lo que convocan a la comunidad internacional a actuar como garantes y veedores para superar la grave situación de emergencia.

 

Entre las resoluciones tomadas destaca organizar una misión de verificación y apoyo integral, de manera inmediata, que conduzca al restablecimiento de todos los derechos de la población desplazada y el posible retorno a sus comunidades.

La organización aclaró que están facultados para cumplir con la “obligación ética y política” de declarar situación de emergencia porque Colombia reconoce la diversidad étnica y cultural, así como el ejercicio milenario del Gobierno propio, que implica mantener el equilibrio y la armonía de los pueblos y comunidades al interior de los territorios. 


Comentarios
0
Comentarios
Nota sin comentarios.