• Telesur Señal en Vivo
  • Telesur Solo Audio
  • facebook
  • twitter
La nueva nave espacial “Long March 5-B” tendrá la tarea de trasladar a astronautas hacia la futura estación espacial y efectuar vuelos tripulados hacia la Luna.

La nueva nave espacial “Long March 5-B” tendrá la tarea de trasladar a astronautas hacia la futura estación espacial y efectuar vuelos tripulados hacia la Luna. | Foto: CGTN

Publicado 8 mayo 2020


Blogs



El "Long Mach 5-B" completa uno de los pasos que se suma a los esfuerzos de la ciencia china para la creación de una estación espacial.

En China, el nuevo cohete portador Gran Marcha-5B (nombre traducido al español) ha completado su sexta órbita de transferencia, alejándose así cada vez más de la Tierra, informó este viernes ocho de mayo la Agencia de Vuelos Espaciales Tripulados del país.

LEA TAMBIÉN: 

China lanza exitosamente una nueva misión espacial

El módulo que tuvo su regreso a la Tierra, se posó a las 13H49 hora local de China, en Dongfeng, región autónoma de Mongolia Interior, al norte del país.

El cohete portador fue lanzado el pasado martes 5 de mayo, en un vuelo inaugural desde el Centro de Lanzamiento Espacial de Wenchang, en el sur de China.

Este ha sido el tercer paso del programa espacial tripulado de China, con el que el gigante asiático aspira construir su propia estación espacial para el año 2022.

Desde el Comité Central del Partido Comunista de China, el Consejo de Estado y la Comisión Militar Central se extendieron las felicitaciones a todo el personal que participó en la misión.

El mensaje aseguró que todas las unidades y el personal que ha estado trabajando en función de este proyecto han mostrado su solidaridad y han superado las dificultades en medio de la epidemia del Covid-19.

 

La nueva nave espacial “Long March 5-B” tendrá como una de las tareas principales el traslado de astronautas hacia la futura estación espacial, también se espera que pueda efectuar vuelos tripulados hacia la Luna.


Comentarios
0
Comentarios
Nota sin comentarios.