• Telesur Señal en Vivo
  • Telesur Solo Audio
  • google plus
  • facebook
  • twitter
Policías intentan ingresar a la cárcel donde ocurrió el enfrentamiento que dejó más de 50 presos muertos.

Policías intentan ingresar a la cárcel donde ocurrió el enfrentamiento que dejó más de 50 presos muertos. | Foto: Reuters

Publicado 30 julio 2019

Esta es la segunda masacre en prisión en 2019. En mayo, 55 prisioneros fueron asesinados bajo la custodia del estado en el Amazonas.

El número de muertos por el motín en una prisión de Brasil ascendió a 57 muertos, 16 de ellos decapitados, dijeron autoridades del estado de Pará en el norte del país suramericano.

LEA TAMBIÉN:

Motín en cárcel de Brasil deja 52 personas muertas

Según  las autoridades, el sangriento enfrentamiento fue motivado por una pelea entre las bandas criminales Comando Classe A (CCA) y el Comando Vermelho (CV, Comando Rojo), que pugnan por el control de la cárcel conocida como Centro de Recuperación Regional de Altamira.

Al iniciarse la revuelta, las autoridades bloquearon el anexo en pleno enfrentamiento, lo cerraron con llave, y los prisioneros, en respuesta, prendieron fuego al pabellón.

Las autoridades señalaron que la  mayoría de las víctimas murieron a causa del incendio, además informaron que al menos dos guardias fueron tomados como rehenes, aunque posteriormente fueron liberados.

"Fue un acto selectivo", dijo el director de la prisión estatal, Jarbas Vasconcelos, en el comunicado, y agregó que no había información previa que sugiriera que se produciría un ataque. "El objetivo era demostrar que se trataba de un ajuste de cuentas entre las dos pandillas", agregó.

Por su parte el ministerio de Justicia de Brasil dijo en un comunicado que trabaja con las autoridades de Pará para identificar a quienes estaban detrás del enfrentamiento y agregó que abierto un espacio en el sistema penitenciario federal donde serán transferidos los líderes de las facciones rivales.

Autoridades negaron pedido de familiares de presos

En este sentido familiares de reos y detenidos en el centro penitenciario habían denunciado dos meses atrás a las autoridades sobre el riesgo de una posible confrontación entre miembros de las bandas rivales.

Ante la .solicitud de los familiares la Superintendencia del Sistema Penitenciario del Estado de Pará (Susipe) reconoció que recibió en mayo el pedido  para transferir prisioneros de facciones rivales. La agencia se negó a satisfacer la demanda.

La Supise argumentó  que no tenía información sobre la posibilidad de un enfrentamiento por el control del tráfico de drogas y armas dentro del recinto penitenciario.

Esta es la segunda masacre en prisión en 2019. En mayo, 55 prisioneros fueron asesinados bajo la custodia del estado en el Amazonas.

Con 727 mil detenidos, Brasil registra la tercera mayor población carcelaria del mundo, solo superada por Estados Unidos y China.

La población carcelaria de Brasil se ha multiplicado ocho veces en tres décadas hasta unos 750.000 reos, la tercera cifra más alta del mundo, y sus pandillas se han hecho con un vasto poder que se extiende más allá de los muros de los penales.


Comentarios
0
Comentarios
Nota sin comentarios.