• Telesur Señal en Vivo
  • Telesur Solo Audio
  • google plus
  • facebook
  • twitter
El tatú, que fue bautizado con el nombre de Máximo, fue rehabilitado en el refugio temporal para animales silvestres instalado en la Gobernación en Roboré.

El tatú, que fue bautizado con el nombre de Máximo, fue rehabilitado en el refugio temporal para animales silvestres instalado en la Gobernación en Roboré. | Foto: DW

Publicado 20 septiembre 2019

Este animal regresó a su habita en la zona Chiquitania, luego de que quedaran controlados los incendios forestales. 

Un armadillo gigante fue regresado a su entorno natural en la Chiquitania, en Bolivia, y se convierte en el primer animal en volver al lugar luego de los incendios que afectaron la zona. 

LEA TAMBIÉN:

Animales que viven en la Amazonía y sufren los incendios

También conocido como tatú gigante, o pejichi, este animal fue liberado en la reserva de vida silvestre en Tucabaca, una zona no afectada por los incendios. 

La información la ofreció Fabiola Suárez, veterinaria y profesional de la Dirección General de Biodiversidad y Áreas Protegidas (DGBAP) del Ministerio de Medio Ambiente (MMAyA).

“Este es el primer animal que después de los incendios puede volver a su habitad y esperamos que vengan nuevas liberaciones de fauna”, dijo.

La labor del Centro de Rescate de Aguas Calientes, instalado en Roboré, permitió rescatar a 43 animales entre aves, reptiles y mamíferos afectados por el incendio en la Chiquitania, del departamento de Santa Cruz.

La decisión de devolver el animal a su habitad natural fue tomada por el equipo técnico del refugio Aguas Calientes. Según se sabe fue rescatado del área protegida de Ñambi Guasu, y trasladado a dicho refugio para protegerlo.

Además de los trabajos para la protección de la fauna de las zonas afectadas, se realizan operativos de pesquizaje, búsqueda y rescate de animales en lugares aledaños.

En estas tareas están implicadas instituciones como la Agencia Nacional de Hidrocarburos (ANH), la Policía Nacional, bomberos y unidades militares.

 

/>

Entre las acciones de recuperación de la Amazonía boliviana se instalaron comederos y bebederos con tanques de agua con capacidad aproximada de 300 litros, que se prevé monitorear y recargar hasta que llegue la época de lluvia.

Especialistas del Ministerio de Medio Ambiente de Bolivia aseguraron que el tatú pertenece a una especia amenazada, por tanto será resguardado por los controles que se hacen en el lugar y se toman con él las medidas de seguridad para su reinserción.


Comentarios
0
Comentarios
Nota sin comentarios.