• Telesur Señal en Vivo
  • Telesur Solo Audio
  • facebook
  • twitter
La genetista Mary Claire King explica a dos abuelas cómo se determina el Índice de abuelidad, el 10 de agosto de 1983.

La genetista Mary Claire King explica a dos abuelas cómo se determina el Índice de abuelidad, el 10 de agosto de 1983. | Foto: Argentina.gob

Publicado 1 junio 2020


Blogs



De acuerdo con la directora actual del organismo, Mariana Herrera Piñero, en estos 33 años ya restituyeron su identidad 130 nietos.

El Banco Nacional de Datos Genéticos (BNGD) de Argentina cumple este lunes 33 años de fundación. La entidad pionera a nivel internacional en la recolección de muestras biológicas de familiares de personas desaparecidas fue fundada un día como hoy en junio de 1987, por entonces dependiente del Poder Ejecutivo Nacional, liderado por el expresidente Raúl Alfonsín, y con sede en el Servicio de Inmunología del Hospital "Carlos A. Durand" en Buenos Aires.

Contabilizan 268 feminicidios en Argentina durante 2019

El BNGD es de gran importancia para la organización de Abuelas de Plaza de Mayo, ya que representa la lucha de esas mujeres en la búsqueda de sus nietos extraviados en la última dictadura cívico-militar de Argentina ocurrida entre 1976 y 1983, en la que se cometieron gran cantidad de violaciones de derechos humanos, secuestros, matanzas y desapariciones en esa nación suramericana.

La idea de las abuelas de utilizar la genética para la identificación de sus nietos nacidos en cautiverio, se materializó en lo que se conocería como "Índice de Abuelidad", para determinar la filiación de los niños en ausencia de sus padres, mediante el análisis de material genético de sus abuelos.

El BNDG que en el 2009 pasó a ser un organismo autónomo y autárquico bajo la jurisdicción del Ministerio de Ciencia, Tecnología e Innovación, desarrolló desde sus inicios, una base de datos basada en muestras genéticas y realizó miles de análisis basados en el Índice de Abuelidad en infantes que pudieran ser hijos de desaparecidos.

De acuerdo con la directora actual del organismo, Mariana Herrera Piñero, en estos 33 años, ya restituyeron su identidad 130 nietos, por lo que considera que la honorable labor de la BNDG "abre un espacio histórico en donde la ciencia se redime y recupera su función primordial al servicio de la humanidad."

En esta jornada, distintas figuras públicas ofrecieron su reconocimiento por las redes sociales al BNDG en la celebración de sus 30 años. Por ejemplo, la presidenta de Abuelas de Plaza de Mayo, Estela de Carlotto, resaltó que “el banco, que hoy funciona muy bien con un personal profesional impecable y con los mejores aparatos, es para nosotras como nuestro segundo hogar."

El rol social del Banco Nacional de Datos Genéticos en Argentina sigue adelante tomando en cuenta que "hoy en día hay ya dos generaciones que desconocen su identidad de origen. Los nietos y los bisnietos aún no recuperados de nuestras abuelas. A ellos seguimos debiéndoles una respuesta”, expresó Herrera Piñero.


Comentarios
0
Comentarios
Nota sin comentarios.