• Telesur Señal en Vivo
  • Telesur Solo Audio
  • google plus
  • facebook
  • twitter
Wilson Witzel, gobernador del estado de Rio de Janeiro, celebra luego que secuestrador fue abatido.

Wilson Witzel, gobernador del estado de Rio de Janeiro, celebra luego que secuestrador fue abatido. | Foto: EFE

Publicado 20 agosto 2019

En las imágenes se observa a Witzel, cuyo gobierno ha sido cuestionado por su política de seguridad basada en la violencia, bajar eufórico y dando saltos de un helicóptero.

El gobernador de Río de JaneiroWilson Witzel, aliado del presidente de Brasil, Jair Bolsonaro, fue criticado en redes sociales por la celebración desmesurada, luego que la policía abatió al secuestrador de un autobús y  que mantuvo como rehenes a 31 personas la mañana de este martes. 

LEA TAMBIÉN:

Confirman muerte de secuestrador de autobús en Río de Janeiro

En las imágenes se observa a Witzel, cuyo gobierno ha sido cuestionado por su política de seguridad basada en la violencia, bajar eufórico y dando saltos de un helicóptero en la misma zona del incidente, semejante a la celebración que se observa en los partidos de futbol.

Witzel, juez de carrera y antiguo infante de la Marina, llegó después de la muerte del asaltante, identificado como William Augusto da Silva, quien portaba un arma de juguete, un bidón de gasolina y un puñal.

En las redes sociales se coincidió que la celebración era inapropiada ante un hecho que resulta triste y llama, más bien, a reflexionar las causas que originan este tipo de graves incidentes.

La alegría demostrada por el gobernador no se justificaba ante una tragedia que conmocionó a Brasil, teniendo en mente un hecho similar sucedido en el puente Niteroi de Río hace 20 años.

El despacho regional del Orden de los Abogados de Brasil (OAB) expresó la semana pasada una "profunda preocupación con la política de seguridad pública" llevada a cabo por el gobernador Witzel.

"Esos episodios evidencian una grave indiferencia con la vida del ciudadano, particularmente con la de jóvenes negros y pardos de la periferia", cuya "seguridad e integridad" se ven "comprometidas" en acciones en las que "las fuerzas oficiales tienen licencia para matar", destacó la OAB en un comunicado.

La organización hizo alusión a una operación de la Policía Militarizada en una comunidad de Río de Janeiro, que dejó tres muertos y un bebé herido.

La entidad indicó además que "estudia medidas" contra "ese estado de cosas", en el que "ningún propósito pacificador" justifica "incursiones policiales que desprecian la vida humana".

Por su parte, el presidente brasileño, Jair Bolsonaro, defendió el uso de francotiradores en casos como el del secuestrador abatido por la policía en el puente que une Río de Janeiro con la vecina ciudad de Niterói. 'No tienes que tener lástima. Tienes que disparar', dijo a la prensa.

La policía del Estado de Río de Janeiro mató una persona cada cinco horas, un total de 881 en el el primer semestre del año.

De acuerdo con información de ANSA, el alza en las cifras coincide con el lanzamiento de la llamada "guerra" contra el crimen organizado, a través de operaciones ordenadas por el gobernador Wilson Witzel.


Comentarios
0
Comentarios
Nota sin comentarios.