• Señal en Vivo
    • Solo Audio
  • google plus
  • facebook
  • twitter
Publicado 30 marzo 2017
teleSUR
Boletines
Recibe nuestros boletines de noticias directamente en tu bandeja de entrada

En Venezuela "está vigente la Constitución, hay gobernabilidad democrática y hay participación plural controvertida", explicó el abogado Hermann Escarrá.

El abogado constitucionalista venezolano, Hermann Escarrá, aseveró este jueves que "es un despropósito hablar de golpe de Estado" en Venezuela, donde existe un estado de derecho, democracia y orden constitucional.

"Está vigente la Constitución, hay gobernabilidad democrática y hay participación plural controvertida, polémica y radical de todos los sectores de la vida de la nación", condiciones que no tienen nada que ver con la naturaleza de un golpe de Estado, explicó Escarrá en una entrevista para teleSUR.

Detalló que "un golpe de Estado presupone una acción armada, presupone una situación de facto y una ruptura total y absoluta del orden constitucional", aspectos a los que se refieren los artículos 20 y 21 de la Carta Democrática Interamericana, que Gobiernos de derecha de la región, liderados por el secretario general de la Organización de Estados Americanos (OEA) Luis Almagro, intentan aplicar a Venezuela.

Escarrá precisó que la derecha venezolana habla de un golpe de Estado porque intentan posicionar esta idea "en la colectividad, en la comunidad interamericana para ver si se hace posible de algún modo".

Supremo asume las competencias del legislativo por su desacato

La Sala Constitucional del Tribunal Supremo de Justicia (TSJ) de Venezuela anunció este jueves que asumirá las competencias de la Asamblea Nacional (AN) mientras persista la situación de desacato del poder legislativo. 

El TSJ, a través de dos sentencias emitidas esta semana, ratificó que su tarea central en el marco constitucional es preservar el Estado de Derecho, sobre todo ante factores que pretenden desconocer el ordenamiento jurídico y violar la soberanía nacional. 

La Asamblea Nacional se encuentra en condición de desacato por el TSJ desde el 5 de enero de 2016 y mantiene ese estado hasta la actualidad por juramentar a tres diputados de la autodenominada Mesa de la Unidad (MUD) electos por el estado Amazonas, cuya elección el 6 de diciembre de 2015 fue impugnada debido a hechos de fraude.

La medida del TSJ es temporal y se mantendrá hasta que la AN convoque a sesión, acate la medida del TSJ sobre la desincorporación de los parlamentarios y llame a elección de la Nueva Junta directiva.

Almagro calificó la sentencia del TSJ de un “autogolpe de Estado”, luego el Gobierno de Perú retiró a su embajador en Venezuela. En Twitter, la frase “Golpe de Estado” está en primer lugar pese a que en las calles todo está en calma.
 


Comentarios
0
Comentarios
Nota sin comentarios.