• Señal en Vivo
    • Solo Audio
  • google plus
  • facebook
  • twitter
"Arabia Saudita enfrenta a los libaneses e incita a los países árabes a tomar medidas graduales contra Líbano", aseguró Nasrallah.

"Arabia Saudita enfrenta a los libaneses e incita a los países árabes a tomar medidas graduales contra Líbano", aseguró Nasrallah. | Foto: Reuters

Publicado 10 noviembre 2017

El líder de la milicia chíi libanesa Hezbolá denunció la intervención de la monarquía saudita en los asuntos internos del país.

El líder el movimiento de resistencia chíita Hezbolá, Hasan Nasrallah, condenó este viernes la "descarada interferencia saudí en los asuntos internos del pueblo libanés" y "el comportamiento humillante con el primer ministro" del país, Saad al Hariri, tras su retención en Riad, capital de Arabia Saudita, en los pasados días. 

En opinión del dirigente del movimiento, esta acción es una "declaración de guerra" por parte de la monarquía saudita, al tiempo que agregó que la detención se trata de "un insulto contra el primer ministro libanés. Es un insulto contra todos los libaneses, incluso aunque tengamos diferencias políticas con él".

De acuerdo a las declaraciones de Nasrallah, basadas en "información confirmada, Riad ha incitado a los países del mundo contra el Líbano, pero considera que "lo más peligroso es incitar a Israel a atacar el Líbano".

El dirigente de la organización indicó que "no tiene sentido hacer consultas parlamentarias" cuando "el Gobierno actual todavía está en su lugar, es legítimo y no había renunciado".


Secuestro del primer ministro

La semana pasada el primer ministro fue "llamado a consultas a Arabia Saudita". El 4 de noviembre anunció desde el país que renunciaba a su cargo, tras afirmar que Irán y Hezbolá tenían un plan para asesinarlo.

Esta acción fueron catalogadas por las autoridades libanesas como un secuestro y denuncian que la dimisión es "ilegítima e inconstitucional porque sucedió bajo coacción". 

 

Medios locales señalaron que las circunstancias en que se dieron su dimisión indican que habría sido forzado a tomar la decisión. 

Un alto funcionario informó que Beirut pedirá a países árabes y extranjeros ejercer presión sobre Arabia Saudí para que libere a Hariri.

"Mantener a Hariri con libertad restringida en Riad es un ataque a la soberanía libanesa. Nuestra dignidad es su dignidad. Trabajaremos con otros Estados para devolverlo a Beirut (la capital de El Líbano)".

>> Tras dimisión de Hariri Israel busca presionar a Irán y Hezbolá


Comentarios
0
Comentarios
Nota sin comentarios.