• Señal en Vivo
    • Solo Audio
  • google plus
  • facebook
  • twitter
La placa de Cocos sufrió una deformación, este es un evento inusual, dijo experto.

La placa de Cocos sufrió una deformación, este es un evento inusual, dijo experto. | Foto: EFE

Publicado 11 septiembre 2017

El movimiento telúrico ocurrió en la zona del país donde se encuentran las placas tectónicas Cocos y Norteamericana que provocan alta actividad volcánica.

El Servicio Geológico de Estados Unidos (EE.UU.) determinó la causa del fuerte movimiento telúrico registrado el siete de septiembre en la costa sur de México y qeu fue catalogado como "el más fuerte en 100 años". 

El sismo ocurrió en la zona del país donde se localiza la placa tectónica de Cocos y la placa Norteamericana que provocan alta actividad volcánica. Sin embargo, en esta ocasión no fue producto del deslizamiento de la primera placa sobre la segunda sino de un evento inusual: una deformación de la placa de Cocos.

El sismólogo de la Universidad Politécnica de California, Jascha Polet, aseguró que los terremotos de esa magnitud sueles suceder en los límites de la zona de subducción, donde ocurre el proceso de hundimiento de una zona oceánica de una placa bajo el borde de la otra, y no cuando se dobla una de ellas. "El tipo de fallas que se producen aquí no suelen producir terremotos de esa magnitud", resaltó.

El experto afirmó que en los últimos cincuenta años se detectaron sismos de similares características pero ninguno de tales proporciones. Todavía es "demasiado pronto para determinar por qué fue tan masivo" y esto inspirará muchas investigaciones futuras, concluyó.

El Servicio Sismológico Nacional de México (SSN) determinó que el terremoto tuvo más de 900 réplicas. Hasta las ocho de la mañana hora local del diez de septiembre se registraron 904 réplicas. La más fuerte de magnitud 6,1 frente a las costas del estado de Chiapas. 


Comentarios
0
Comentarios
Nota sin comentarios.