• Señal en Vivo
    • Solo Audio
  • google plus
  • facebook
  • twitter
Autoridades migratorias y políticos manifestaron su pesar por la muerte de los inmigrantes, dos de ellos menores de edad.

Autoridades migratorias y políticos manifestaron su pesar por la muerte de los inmigrantes, dos de ellos menores de edad. | Foto: EFE

Publicado 24 julio 2017
teleSUR
Boletines
Recibe nuestros boletines de noticias directamente en tu bandeja de entrada

El camión no contaba con ventanas, un hecho que empeoró la situación; la humedad de los cuerpos también aumentó el calor. Las temperaturas adentro del camión pudieron haber llegado a los 49 C (120 F) en apenas diez minutos.

Las altas temperaturas registradas este fin de semana empeoraron la tragedia de los inmigrantes hallados dentro de un camión sin ventanas en Texas, EE.UU.

Expertos aseguraron que el pasado sábado 22 de julio hubo 38 grados centígrados (101 Fahrenheit) en San Antonio. Según el profesor de meteorología de la Universidad Estatal de San José, Jan Null, dentro del camión las temperaturas pudieron haber llegado a los 49 C (120 F) en apenas diez minutos. En 20 minutos, las temperaturas llegan a los 54 C (130 F).

Por su parte, el profesor adjunto de medicina para emergencias del Centro Médico de la Universidad de Nebraska en Omaha, Eric Ernest, aseguró que estar expuesto a ese tipo de temperaturas por mucho tiempo es peligroso. “El cuerpo humano no está preparado para sobrellevar esas temperaturas”, añadió.

La Policía de San Antonio Texas, Estados Unidos confirmó el hallazgo esta madrugada de un camión con al menos ocho personas muertas, entre ellas dos niños, y una veintena de afectados graves por calor y deshidratación.

Al menos diez personas muertas, entre ellas dos niños, y más de 20 afectados por el calor y la deshidratación fueron hallados dentro de un camión la madrugada del domingo después de que un empleado de una tienda en San Antonio, Texas, llamara a la policía al ver un vehículo sospechoso estacionado en la ribera. Se trataba de un traslado fallido de inmigrantes que intentaban entrar en territorio estadounidense.

El jefe del departamento de bomberos de San Antonio, Charles Hood, dijo el pasado sábado que en el remolque no había un sistema de aire acondicionado que evitara la tragedia, por lo que los inmigrantes se encontraban con altas temperaturas.

Los inmigrantes que intentan llegar al interior del país después de cruzar la frontera estadounidense ilegalmente, corren un peligro latente por el fuerte calor. Un ejemplo de ello, es un mismo episodio ocurrido en 2003 en Victoria, Texas, donde fallecieron 19 personas.

El calor es fatal

Cuando una persona se insola y la temperatura de su cuerpo supera los 40 grados C (104 F), deja de sudar, que es la forma que tiene el cuerpo de refrescarse, mediante la evaporación del sudor, según el Centro de Control y Prevención de Enfermedades.

La piel de una persona se siente caliente y se pone roja. Una persona que sufre de insolación puede parecer confundida, indicó el organismo.

Con 42 grados C (107 F), las células empiezan a morir y los órganos comienzan a fallar. Cuando eso sucede, la salud de una persona se deteriora rápidamente.“El cuerpo pierde la capacidad de combatir el calor”, dice Ernest.

Una de las mejores formas de combatir los problemas asociados con el calor es beber muchos líquidos. Las autoridades dijeron que los ocupantes del camión no tenían líquidos.

Los niños y ancianos son los más afectados

Los niños, los ancianos y las personas enfermas son las más vulnerables a ser afectados por el calor, porque sus cuerpos no se enfrían tanto como los de los adultos saludables.

El Centro de Control y Prevención de Enfermedades dice que un promedio de 618 personas mueren anualmente en Estados Unidos por problemas relacionados con el calor. Casi un 6 por ciento (37) son niños que mueren en vehículos, de acuerdo con el profesor de meteorología de la Universidad Estatal de San José, Jan Null.

Camionero se enfrenta a pena de muerte

El chofer identificado como James Mathew Bradley, quien conducía un camión, en el que fallecieron diez inmigrantes este fin de semana, se enfrenta a la pena de muerte o a la cadena perpetua, según la acusación fiscal.

Bradley declaró que el vehículo había sido vendido y que lo estaba trasladando de Iowa (centro) a Brownsville, en Texas, y aseguró desconocer que llevaba a personas en su interior hasta el momento en que se estacionó.

Entre los diez muertos y los más de 20 lesionados ingresados en distintos hospitales del estado de Texas (sur), se encuentran varias personas de nacionalidad mexicana.

>> Tráfico y abuso a migrantes indocumentados en tránsito


Comentarios
0
Comentarios
Nota sin comentarios.