• Señal en Vivo
    • Solo Audio
  • google plus
  • facebook
  • twitter
El 75 por ciento de los universitarios desaprueba la gestión de los congresistas.

El 75 por ciento de los universitarios desaprueba la gestión de los congresistas. | Foto: EFE

Publicado 6 diciembre 2017

El índice de rechazo, promovido por los diferentes escándalos de corrupción, es el más alto registrado por la firma.

La encuestadora brasileña Datafolha divulgó este miércoles una investigación que indica que el 60 por ciento de la población desaprobó la actuación del Congreso, debido a los diferentes escándalos de corrupción en los que se han visto envueltos miembros del parlamento.

Según el sondeo hecho por la encuestadora, el 60 por ciento de los brasileños considera que la gestión de los congresista es pésima, el 31 por ciento sostiene que es regular, un cinco por ciento dice que es buena y el tres por ciento no respondió.

Asimismo, la medición arrojó que el nivel de aprobación es el más bajo registrado hasta ahora.

>>Brasil parará si reforma de pensiones es votada, anuncia CUT

Este rechazo puede responder a que decenas de congresistas, entre ellos los presidentes de la Cámara Baja y del Senado, fueron culpados por presuntamente recibir millonarios sobornos de la empresa Odebrecht o por participar en el desvió de recursos de la estatal petrolera Petrobras.

Entre los congresistas implicados en hechos de corrupción destacan el presidente de la Cámara de Diputados, Eduardo Cunha, y el exministro Geddel Vieira Lima, cercano colaborador del presidente inconstitucional de Brasil, Michel Temer, a quien la policía incautó 51 millones de reales (16 millones de dólares).

El sondeo se realizó un año después de que la Cámara de Diputados rechazara una vez más una denuncia por corrupción presentada contra Temer, y tras la aprobación por parte del Congreso de medidas impopulares propuestas por el presidente de facto brasileño.

>>Lula en Río de Janeiro: Quiero dar igualdad de oportunidades

Entre las propuestas impopulares de Temer destacan el proyecto que frenó los gastos públicos y el que flexibilizó la legislación laboral.

Ambas medidas rechazadas por gremios obreros y la ciudadanía general por ser consideras un duro golpe a la clase trabajadora.

Videos relacionados


Comentarios
0
Comentarios
Nota sin comentarios.