Reestructuración y refinanciamiento para Venezuela | Blog | teleSUR
5 noviembre 2017
Reestructuración y refinanciamiento para Venezuela

El Presidente de la República Bolivariana de Venezuela, Nicolás Maduro Moros, luego de cumplir compromisos de pagos con acreedores internacionales, en relación con la deuda externa y con compromisos de la estatal petrolera Petróleos de Venezuela Sociedad Anónima (PDVSA), como nunca antes hacían los gobernantes de la llamada IV República, le ha hablado claro y raspao al Pueblo, sin subestimarlo y sin “el velo de la ignorancia aprendida”, que nos ha caracterizado y hemos aprendido de la academia y de la universidad, que siguen, aún, estando al servicio del Estado burgués, porque éstas responden, son esencia y producto del modelo capitalista, que se reacomoda y se da sus nomenclaturas, para edulcorar las relaciones sociales de producción, sobre la base de la acumulación de riqueza de una clase en detrimento de la otra, es decir, sobre la explotación, aunque ésta sea salarizada de manera precaria, con la consiguiente e injusta distribución de la plusvalía o ganancia, en donde, aún en Venezuela, los ricos son más ricos, con una nueva modalidad surgida bajo el terrorismo económico: los nuevos millonarios, junto con los viejos apellidos burgueses que hoy son híperpluscuammillonarios.

Reestructuración y refinanciamiento para Venezuela

Ese velo de la ignorancia al que aludo, no es otro que la ignorancia aprendida en materia de “economía política”, de la que hacemos gala la mayoría de los venezolanos, carencia o tara social ésta, que nos pone a merced de cualquier estúpido e improvisado que nos pontifique acerca de unas inexistentes “leyes naturales del mercado”, amén de que contamos también, con imposturas atravesadas en nuestro fuero interno, que no hacen más que atornillar las reglas del gran capital y nos hunden en un capitalismo feroz, creyendo que estamos haciendo revolución, cuando lo que estamos es, en muchos casos, justificando la dictadura del capitalismo y su reacomodo,

Este fenómeno colectivizado en nuestra sociedad contemporánea y actual, por una parte, viene a propósito de que la universidad venezolana es como una republiqueta de monarcas para formar en los criterios y antivalores del capitalismo, con atavíos decimonónicos, con la falsa pose y creencia de majestad hierática y academia. En este modelo de universidad el socialismo bolivariano y chavista es clandestino y hasta prohibido el manejo de la jerga que lo conceptualiza.

Por otra parte, existe en las filas de la revolución, la tendencia, en la práctica, de desaparecer y anular a la “intelectualidad orgánica”, según la explicaba Antonio Gramsci, por cuanto nuestros actores políticos y quienes detentan alguna cuota de poder circunstancial tienden a entender a la intelectualidad a la manera como aprendieron, con los antivalores del capitalismo, de manera que a un intelectual nuestro de izquierda, materialista dialéctico, a un intelectual orgánico, se le condena a  la teoría, sin praxis o sin ninguna puesta en práctica liberadora, más allá de tenerlos como “asesores”, cagatintas o escribidores de documentos y discursos que nadie lee y nadie aplica, mientras que nuestra intelectualidad, con muy honrosas excepciones, se desquita silenciosamente y se aprovecha del mecenazgo de imbéciles de la política que les  dan ese trato, sinque podamos educar, ni transformar, porque  a la intelectualidad orgánica se le relega y se les excluye del acto de ser dirigente o líder político, tal y como lo fueron, brillantes genios políticos o intelectuales orgánicos, como: Karl Marx, Vladimir Ilich Lenin, Mao Tse Tung,  Ho Chi Ming, León Trotsky, Antonio Gramsci, Simón Bolívar, José Martí,  Wilhelm Reich, Fidel Castro y Hugo Chávez, entre otros poquitos alrededor del planeta, sin mencionar a los pragmáticos que pasaron por revoluciones que se desinflaron y gobiernos que hoy están más derechizados que nunca, a los que no hay que mencionar, para no zaherir susceptibilidades, innecesariamente.

Estas argumentaciones crítico-reflexivas, surgen en este momento, a propósito de la política adelantada por el Presidente Nicolás Maduro, por cuanto en materia económica, la República está siendo amenazada, asediada y atacada desde diversos frentes, con un fracaso rotundo para la política estadounidense, la que no ha logrado que caigamos en lo que llaman los angloparlantes “default”, es decir, quiebra económica por no tener solvencia alguna, mientras que la nación estadounidense, hoy no resiste más su viciada  emisión de papel inorgánico con el billete o papel moneda estadounidense conocida como el Dollar, cuyo sustento o valor real en reservas internacionales no es nisiquiera una décima parte de la que posee como sustento real, por ejemplo, el Dollar TT, o dólar de Trinidad y Tobago.

En fin, la decisión de reestructurar y refinanciar la deuda externa venezolana, de sus compromisos comerciales y de intercambios, además de los compromisos de la empresa PDVSA, constituye un hecho inusitado y necesario, que implica que la República negocie y acuerde, desde ahora, sobre la base de nuevos criterios, justos, equitativos y solidarios, solo posibles de alcanzar desde una nueva perspectiva paradigmática, la del nuevo mundo  multicéntrico y pluripolar, que nos libere de las imposiciones, boicots de empresas calificadoras de riesgo, de la sangría de los bancos internacionales y del capital financiero especulativos y sus “capitales golondrinas”.

Pero este reto, implica una nueva cultura de economía productiva y diversificada, entre las y los venezolanos, amén de concretar y profundizar nuevas y audaces alianzas y acuerdos, que gracias a la visión de estadistas, como el Comandante Hugo Chávez y del obrero presidente Nicolás Maduro, hoy están adelantadas con países de la gran nación árabe, países del Continente vecino, África, de Oceanía, como China, India, Vietnam, Corea del Norte y euroasiáticos, liderados por la Federación Rusa, con los cuales, la Republica Bolivariana de Venezuela tiene excelentes relaciones comerciales, además de los países de la ALBA-TCP, el CARICOM y Petrocaribe, mientras seguimos pujando porque el sueño y espíritu de la UNASUR no se pierdan por los caballos de Troya y traidores, que la han llevado a un estancamiento en tiempos de liberación.

A lo interno de la Patria, por lo tanto, urge a los intelectuales de la revolución convertirse en intelectuales orgánicos, es decir, que su teoría y conocimiento científico tengan su realización concreta en la calle y en el día a día, mientras que a los políticos de oficio les corresponde liberarse del analfabetismo funcional y convertirse en intelectuales orgánicos acordes con las exigencias y demandas del Poder Popular, para que, así, entre todos, podamos forzar por una nueva cultura económica y productiva, que vaya a la par de los alcances y nuevos retos que nos lleven a mejores derroteros, como se avizoran con las medidas asumidas por el Presidente Nicolás Maduro y su gabinete económico.  

En fin, la economía mundial no se detiene y el mercado existe, aunque las reglas no han de ser las del capitalismo depredador y sus lacras. Nos corresponde concretar esos cambios y transformaciones que conjuren el chantaje y boicot imperial, más el ansia depredadora del gran capital, al que no le importa oxigenar la economía parasitaria y financiera, con los perros de la guerra, que fuerzan por derrocar a Nicolás Maduro, a Bashar al Assad y a quien se les atraviese para alcanzar sus fines, como hicieron con Dilma Rousseff, Muhammad al Gadafi, entre muchos tantos, sobre la base de la ignorancia aprendida de sus pueblos.

NOTA NECESARIA:

La República de Cataluña declaró su independencia y se liberó de la parasitaria monarquía española, sin pretender derramar una gota de sangre española, ni  la de los catalanes, Fueron muy pocos los gobiernos que reconocieron a Cataluña como a un Estado nacional e independiente. Hago votos porque el gobierno de la República Bolivariana de Venezuela los reconozca como tal y les brindemos todo el apoyo necesario.

Se percibe con mucha notoriedad que el Fiscal General de la República Tarek William Saab ha adecentado al Ministerio Público (MP) y está haciendo justicia a fondo, aunque, no así, se percibe en los recién nombrados fiscales superiores de los estados, en donde las víctimas del terrorismo no han sido atendidas efectivamente, más allá de palabras y mentiras, mientras los fiscales no se atreven a enfrentar a los poderosos. 

Igualmente, se percibe la tarea titánica del Tribunal Supremo de Justicia (TSJ) y del Presidente de este órgano, Magistrado Maikel Moreno, intentando una justicia entre iguales ante la ley y sin privilegiados, mientras que los jueces y magistrados de las cortes siguen en la rochela de los retardos procesales, los silencios cómplices con la derecha, la campañas contra el gobierno revolucionario y la corrupción generalizada con la mercantilización de la justicia.

Y, cuando quedan solo tres gobernadores oposicionistas, que por la fuerza de la ley (CRBV: artículo 349), se juramentaron ante la Asamblea Nacional Constituyente (ANC), es bueno recordar a todas y todos los ciudadanos que en el momento en que alguno de ellos, en cualquier espacio y circunstancia ellos vuelvan a declararse contra la ANC o contra la CRBV, su juramentación como gobernador o gobernadora quedará sin efecto, por mentir premeditadamente y por delito continuado.

Ahora, vamos a elegir a las y los alcaldes, en donde se impone la necesidad del nuevo Estado Comunal, lo que hace aún más inútiles a los concejales que deberían ser sustituidos por los Concejos de las Comunas, con un delegado por Comuna.

Por lo antes expuesto, es harto necesaria la soberanísima ANC, a la que todas y todos debemos apoyar irrestrictamente y de donde no deben seguir saliendo sus constituyentistas para otros cargos, porque, además, hay mucha gente muy capaz y dispuesta en las filas de la revolución bolivariana, socialista y chavista. Sería muy bueno que cada ciudadano vea, hable, toque y reclame, como mandante a su mandadero, a su constituyentista electo y en funciones.
 


teleSUR no se hace responsable de las opiniones emitidas en esta sección


Perfil del Bloguero
Nacido en Mérida, Venezuela.Narrador y ensayista. Activista político de base, del PSUV. Comunicador de Calle del SiBCI, No. 16004.Profesor universitario e investigador de fenómenos sociales y del habla espontánea.Profesor en Lengua Materna; Magister Scientiae en Literatura Iberoamericana; Doctor en Ciencias Sociales.

Comentarios
0
Comentarios
Nota sin comentarios.