Niños de doce años matan y mueren a causa del extremismo religioso de los adultos | Blog | teleSUR
27 junio 2021
Niños de doce años matan y mueren a causa del extremismo religioso de los adultos

Los efectos del extremismo político están latentes, ya sea en las naciones en vías de desarrollo o en las grandes potencias que están regadas de fanatismo religioso en sus formaciones históricas. Una masacre en el noreste de Burkina Faso, en la que murieron más de 160 personas este mes, fue perpetrada principalmente por niños de entre 12 y 14 años, concluyeron el gobierno del país y la ONU.

Niños de doce años matan y mueren a causa del extremismo religioso de los adultos

Los menores invadieron el pueblo de Solhan la noche del 4 de junio, dispararon a los residentes e incendiaron sus casas. Fue el peor asalto en años en una zona plagada de yihadistas vinculados al Estado Islámico y al Qaeda.

La sociedad debe darse cuenta de que ya no es uno de los muchos ataques de los últimos años. Es un ataque final cuando los niños están involucrados en dejar ir la esperanza.

En un comunicado oficial del gobierno, el portavoz, Ousseni Tamboura, dijo que la mayoría de los agresores eran niños, lo que motivó el repudio de la ONU.

"Condenamos enérgicamente el reclutamiento de niños y adolescentes por parte de grupos armados no estatales. Es una grave violación de sus derechos fundamentales", dijo el Fondo Internacional de Emergencia para la Infancia de las Naciones Unidas (UNICEF).

La nación de Burkina Faso limita al oeste y al norte con Malí, al este con Níger y al sur con Benin. En los últimos años del siglo XIX, la región fue invadida y anexionada por Francia hasta 1960, cuando el país recuperó su independencia. Originalmente llamada República del Alto Volta, fue rebautizada en agosto de 1984 por el entonces presidente Thomas Sankara, quien estableció la nueva designación a partir de las palabras Burkina, que significa "hombres rectos" en el idioma More, y Faso, traducido del idioma diola. "patria". El país es miembro de la Unión Africana.

La ONU ha intervenido a través de la paz internacional y las fuerzas armadas, los ataques de extremistas islámicos continúan sin cesar en la región del Sahel de África occidental (norte), incluidos los vecinos Mali y Níger. Los yihadistas utilizan niños soldados, donde la agresión de este mes fue, con mucho, el caso más visible.

El aumento desde 2018 de los ataques contra civiles y soldados ha provocado innumerables muertes y más de 1,2 millones están sin hogar, informa UNICEF, muchos de los cuales se han visto obligados a permanecer en campamentos improvisados esparcidos por el árido norte. El cierre de 2.200 escuelas, que afectó a más de 300.000 niños, corrobora esta situación.

La situación de tragedia que marca a la sociedad es mundial. En la provincia canadiense de Saskatchewan se descubrió una escuela, se encontraron 751 tumbas de niños sin marcar semanas después de que un descubrimiento similar en Columbia Británica condujera a un nuevo ajuste de cuentas sobre el pasado colonial del país.

Cadmus Delorme, director de la 'First Nation Cowessess', dijo que las tumbas fueron encontradas en el sitio de la escuela residencial indígena Marieval, registrada el 2 de junio. “Este no es un sitio de entierro masivo. Estas son tumbas sin nombre. La tumba está ahí. Es real".

El extremismo cristiano desde el siglo XIX en adelante ha llevado a que más de 150.000 niños de las “Primeras Naciones” se vean obligados a asistir a escuelas religiosas de los colonizadores financiadas por el estado como parte de un programa para asimilarlos a la sociedad canadiense.

Se vieron obligados a convertirse al cristianismo y no podían hablar sus idiomas nativos. Muchos fueron golpeados y abusados verbalmente, y miles murieron por enfermedad, negligencia y suicidio.

Además de los del mes pasado, los restos de 215 niños, algunos de tan solo tres años, fueron encontrados enterrados en el lugar de lo que alguna vez fue la escuela residencial india más grande de Canadá, cerca de Kamloops, Columbia Británica. La Escuela Marieval que operó entre 1898 y 1996, mientras que "Cowessess First Nation" se hizo cargo del cementerio de la escuela de la Iglesia Católica en la década de 1970.

Es un mundo de extremos que golpean el futuro y muestran un pasado que vuelve a visitarnos. Ya sea en África o en las llamadas sociedades civilizadas, los adultos condenan a muerte a los niños por sus creencias religiosas o políticas. Ahí es cuando la historia se repite debido a que la civilización no enfrenta sus errores recurrentes.


teleSUR no se hace responsable de las opiniones emitidas en esta sección




Perfil del Bloguero
Economista brasileño con posgrado en historia contemporánea, maestría en historia social y doctorado en ciencias de desenvolvimiento estratégico. Autor del libro El Caso Venezolano (2016).
Más artículos de este bloguero



Comentarios
0
Comentarios
Nota sin comentarios.