La culpa la tiene Dilma

Es grotesco llorar por Dilma Rousseff cuando este Golpe ha sido su culpa. Y lo fue de Lula antes que ella. Ha sido suya por pretender ponerle "rostro humano" al ‎capitalismo‬.

La culpa la tiene Dilma

Por creer, ilusamente, que se puede sacar de la pobreza a 28 millones de personas, haciendo alianzas con Pepsi, Monsanto o el Bank of America. Que se podía financiar el Foro de São Paulo al mismo tiempo que venderle aviones súper tucano al Ejécrito de #‎Colombia‬ para bombardear a las FARC-EP y para misiones imperialistas de cascos azules en Haití.

Y no miento si reconozco que aún me aferraba a creer que el Partido de los Trabajadores, surgido puramente de la lucha obrera y sindical, podía erradicar los vicios del viejo Estado burgués heredados desde el fascismo de Getulio Vargas, la dictadura militar y la transición tecnocrática de Fernando Collor de Melo. 
Pero Lula llenó de corrupción su Gobierno. Suplió la rebeldía por la amistad con los banqueros y los dueños de los monopolios. De la mano de Pepsi Co, Rockefeller, el Banco Mundial y el Fondo Monetario Internacional, comenzó a darle de comer a los pobres de su país, quitándoles el hambre, pero al mismo tiempo llevando al Ejército a las favelas de Rio de Janeiro.

Y entonces privatizó la selva amazónica y la mandó devastar; traicionó al Movimiento de los Trabajadores Rurales Sin Tierra (MST), desmanteló huelgas obreras y a nivel internacional, apoyó la ocupación militar estadounidense en Haití.

Y este “impeachment” es lo que pasa cuando la política mira a la gente como votos, y no como personas. No hay nada qué lamentar. No para nosotros y nosotras, en la Latinoamérica de abajo. Acá enfrentamos la misma miseria sin importar el cambio de banderas en las alturas plutocráticas. Y no importa si a esos asientos llegan carne y huesos de la más vil pobreza de Sao Paulo, o de las millonarias residencias de Atlacomulco, como es el caso de México. 
Así es que un día, Lula, también se alió a Enrique Peña Nieto.

En abril de 2013, casi un año después de haber ascendido mediante un fraude electoral Peña Nieto a la Presidencia de México, Lula arribó al país azteca para dar un espaldarazo político al infame peñanietismo, y a su programa denominado “Cruzada Nacional Contra el Hambre”. Una iniciativa que pretendió ser copia del plan Hambre Cero que el ex presidente fundó en Brasil, pero que al paso de tres años, ha demostrado su fraude en tanto que la inseguridad alimentaria aumentó un 30 por ciento en la nación.

“Bueno, pero ¿es que Lula no sabe?” se preguntaron quienes, como yo hace algunos años, aún intentan encontrar arriba en el cielo o debajo de las piedras, una justificación a la conducta del ex presidente brasileño Recuerdo la consigna del Partido Comunista Brasileño: “Gobierno del PT, millones para el burgués, centavos para usted”.

La diferencia es que Peña Nieto no pretendió reformar el captalismo. Por eso está ahí, protegido, siendo lo que es. Y cuando juegas a dos bandas como Dilma o Lula en Brasil…. Esto es lo que pasa. Ahora es momento de demostrar que se es diferente. Ahora es cuando en Brasil se requiere una acción contundente. Cuando el pueblo debe tomar el país. Se demostró en Cuba. Un golpe de Estado se combate con una verdadera Revolución. 


teleSUR no se hace responsable de las opiniones emitadas en esta sección


Perfil del Bloguero
Periodista, escritor y bloguero mexicano. Especializado en periodismo narrativo sobre contracultura, terrorismo mediático, movimientos sociales e insurgentes. Analista político sobre el polo comunista internacional y de países no alineados.

Comentarios
2
Comentarios
Totalmente de acuerdo- Los de a pie no olvidamos a las tropas de elite atropellando las favelas en el mundial- ESTO ES LUCHA DE CLASES NO DE PARTIDOS- Sólo el pueblo salva al pueblo
La culpa la tiene el PT por hacer alianzas para gobernar con los golpistas, ahora ellos le dieron la puñalada por detrás.
Nota sin comentarios populares.