José Martí, entre Manhattan y La Habana | Blog | teleSUR
28 enero 2018
José Martí, entre Manhattan y La Habana

José Martí, el  héroe nacional cubano, recibirá un homenaje el 28 de enero a los 165 años de su natalicio en la ciudad de la Habana en donde se inaugurará formalmente una escultura de bronce de 5.6 metros y 3 toneladas de peso. Esta obra es réplica de la escultura original realizada en 1950 por la artista norteamericana Anna Hyatt Huntington y  se  encuentra en el Parque Central -corazón de Manhattan- rodeada por los monumentos de los héroes latinoamericanos, José de San Martín y Simón Bolívar.

José Martí, entre Manhattan y La Habana

La escultura de Martí refleja el momento de su muerte a manos de los militares españoles el 19 de mayo de 1895 en la localidad de Dos Ríos, según señala el Historiador de la Ciudad de la Habana Eusebio Leal, gran impulsor de la iniciativa de traer la reproducción a Cuba.

Esta obra recorrió un largo camino desde la ciudad de Filadelfia, donde fue moldeada, hasta el casco histórico de la ciudad de la Habana donde podrá ser admirada por el pueblo cubano.

Para que se pudiera concretar este traslado participaron numerosas personalidades. Entre las más importantes podemos mencionar a  Gale Brewer, Presidenta del Condado de Manhattan y  James Gómez empresario cubano americano; así como  instituciones como el Museo de Arte del Bronx, que  contribuyó con  $2.5 millones  para la realización de la réplica.

Es importante destacar que este evento empezó a gestarse  en el gobierno del presidente Barack Obama en el marco de nuevas políticas de acercamiento y amistad entre los dos países. Pasaron más de 50 años para que este acercamiento fuera posible;  la guerra fría había quedado atrás y se podría hablar de una nueva era. El presidente Obama fue el primero que tuvo el coraje de derogar leyes como ``Pies Secos, Pies Mojados’’, así como  reformas en el ``Programa para Profesionales Cubanos’’, el cual  facilitaba la llegada ilegal de cubanos a Estados Unidos. Aunque estos pasos no eran suficientes,  se empezaba a avizorar un mejoramiento de las  relaciones diplomáticas entre los dos países.

Lamentablemente, con la llegada a la presidencia de  Donald Trump, las relaciones políticas parecen haber retrocedido. Con un discurso belicista cercano a las posiciones del exilio cubano en la ciudad de Miami y  acusaciones de ``ataques auditivos’’ a miembros de la embajada americana en la Habana, los acercamientos entre Cuba y Estados Unidos parecen haber quedado en un limbo.

Quizás la figura de José Martí, con su legado poético y revolucionario pueda contribuir al mejoramiento entre los países y sus pueblos. Después de todo, el gran héroe cubano pasó 15 años en Nueva York, desde donde presidió el Comité Revolucionario Cubano, y junto con el general Calixto García, así como otros refugiados cubanos, prepararía   la revolución por la independencia de su país. Sus actividades revolucionarias no lo hicieron dejar de lado su carrera literaria. Entre 1880 y 1892, publicó más de cuatrocientas crónicas sobre Hispanoamérica, Estados Unidos y Europa que se vieron  reflejadas en diarios como La Nación de Buenos Aires, La Opinión Nacional de Caracas, La Opinión Pública de Montevideo y  Las Américas de Nueva York.

Pero la faceta más importante de Martí fue su ideario político. A pesar que su lucha se focalizó en Cuba, sus conceptos de libertad, independencia y revolución se extendieron a todo el continente americano. Luchó parte de su vida contra el colonialismo y la liberación de los pueblos; se opuso al militarismo, a quien culpó en muchos casos de ser el responsable de la miseria  de los países latinoamericanos. El líder cubano plasmó mucho de estas ideas en su ensayo`` Nuestra América’’, en el que plantea un programa cultural- político- para el continente. Hoy en día sus ideas de justicia y liberación  están más vigentes que nunca en todas las luchas que lleva el continente por la independencia. Ahí sigue el ``Apóstol’’ Martí, liderando nuevas batallas junto con José de San Martin y Simón Bolívar, desde lo alto de sus monumentos, en La Avenida de las Américas- Manhattan- y desde La Habana: dos islas, dos presentes diferentes, quizás un mismo futuro.


teleSUR no se hace responsable de las opiniones emitidas en esta sección


Perfil del Bloguero
Periodista y Psicóloga argentina residente en Nueva York. Investigadora de temas migratorios y de género. Realizadora de exposiciones artísticas sobre fenómenos migratorios, identidad y cultura.

Comentarios
0
Comentarios
Nota sin comentarios.